Una joven de 18 años llamada Debanhi Escobar fue encontrada muerta tras varios días de estar desaparecida; ahora, te presentamos un retrato de quien evidenció una problemática social en el mundo.
Anuncio

En septiembre de 2021, Debanhi estaba emocionada porque se preparaba para festejar su cumpleaños número 18. Así, eligió un pantalón largo y una blusa sin mangas en color negro; además, usó unas sandalias de tacón mediano a juego. La joven que soñaba con "ser modelo", con esmero se maquilló y peinó su lacio cabello oscuro para lucir bella en aquella ocasión tan especial. Era la perfecta anfitriona porque "le gustaba mucho ser la animadora de la fiesta", según contó su padre Mario Escobar. Cuando sopló la vela de su pastel, quizá deseaba que se cumpliera alguno de los anhelos que guardaba en su interior, porque "tenía muchos sueños".

La estudiante de Derecho se caracterizaba por ser "alegre y le gustaba mucho bailar"; como cualquier chica de su edad, "le hacía feliz divertirse". Por ello, la noche del 8 de abril de 2022, no dudó en salir con sus amigas para entretenerse. Seguramente, no imaginó que jamás volvería a casa. su madre Dolores Bazaldúa, acompañada de su padre, comenzaron al día siguiente una búsqueda incesante que terminó cuando esta chica de origen mexicano, que practicaba "taekwondo y gimnasia rítmica", fue hallada sin vida al interior de la cisterna de un motel de Monterrey, Nuevo León, donde residía.

Desde su desaparición, una imagen ha dado la vuelta al mundo; en ella, Debanhi está parada en una carretera desolada en medio de la noche, mira al infinito y el cubrebocas oscuro oculta parte de su rostro. Esa fotografía puede resultar poderosa ante los ojos de quienes la aprecian, pero no muestra el interior de la hija de familia que le gustaba pasar tiempo en casa y "ser muy respetuosa". Si bien "era sentimental", también luchaba por sus ideales y era fiel a sus creencias como aquella ocasión que asistió a la marcha del Día Internacional de la Mujer.

Debanhi Escobar
Debanhi Escobar
| Credit: Facebook/Debanhi Escobar

"Cuando Debanhi me dijo 'papi ¿me das permiso de ir a la marcha del 8 de marzo?' Le dije 'sí hija, pero quiero que cuides los símbolos patrios y que respetes la cultura de Nuevo León. Porque como maestro eso le inculco a mis alumnos ¿cómo no le voy a inculcar eso a mi hija?", relató Don Mario a People en Español.

Eligió la carrera de abogacía porque soñaba con ayudar a la gente y "defender a las mujeres". Gracias a su caso, se logró que "cinco familias ya tengan donde llevarle una rosa o a rezarle" a otras chicas que, como ella, estaban desaparecidas y cuyos restos también fueron localizados. De alguna manera con su ausencia "ha cumplido parte de ese sueño"; "puso su granito de arena para encontrar a otras personas".

Debanhi Escobar MEXICO-WOMEN-PROTEST
Credit: JULIO CESAR AGUILAR/AFP via Getty Images

Quizá muchos quieran presentar una imagen poco positiva de ella, si bien ahora ya no puede defenderse, "nosotros conocimos a nuestra hija, sabemos cómo era", advierten sus padres. 

La lucha por saber la verdad tras la muerte de su única hija no ha cesado para Dolores Bazaldúa y Mario Escobar. Cuando cierren el caso, han considerado honrar su memoria al apoyar a quienes sufren situaciones similares porque "ya no queremos desaparecidas" y "queremos cambiar al mundo" tal como Debanhi lo hubiera deseado. "Quiero dejar un precedente ante la sociedad para no lucrar y para poder ayudar gente. Sé que ya no está mi hija, pero si ese legado nos dejó a mi esposa y a mí, lo vamos a pensar", concluyó.