Las aerolíneas buscan regresar a la normalidad, incentivando a los viajeros con grandes descuentos a sus destinos soñados. Pero ¿hay peligro de contraer la COVID-19 en el avión? Los expertos opinan.

Por Isis Sauceda/Los Angeles
Junio 03, 2020
Anuncio

El mundo ha cambiado desde que inició la pandemia del coronavirus y de hoy en adelante muchos tendrán que acostumbrarse a un nuevo estilo de vida y a tomar las precauciones necesarias para cuidar la salud.

A medida que se levanta la cuarentena y el país intenta recuperar la normalidad, algunas personas están ansiosas por disfrutar la llegada del verano y realizar un viaje de ensueño que se había quedado en veremos. Para incentivar a estos viajeros frustrados, las aerolíneas se preparan para regresar a los cielos luego de haber reducido sus viajes más de 80 por ciento desde principios del año. ¿Cómo? Ofreciendo grandes descuentos a distintos destinos alrededor del mundo. Pero, ¿qué tan seguro es viajar por avión ahora?

El virus es relativamente nuevo y por tanto los expertos no se ponen de acuerdo sobre cuál es la mejor manera de evitar un contagio dentro de un avión. Quien quiera viajar ahora lo tendrá que hacer pasaporte y desinfectante en mano, mascarilla sobre nariz y boca y bajo su propio riesgo.

Getty Images

Según los datos del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), el virus se puede propagar por alguien a dos filas de distancia, de acuerdo a la BBC. Un estudio realizado por la Universidad Emory, en Atlanta, sin embargo, demostró que el virus no se puede transmitirse entre pasajeros a más de una fila de distancia.

“Una gotita infectada es menos probable que sea directamente transmitida a más de un metro de distancia por un pasajero infectado. Por lo que la transmisión [del virus] se limita a una fila al frente o a atrás de un pasajero infectado”, aseguraron los investigadores de ese estudio.

Otro estudio realizado por los mismos investigadores asegura que la tripulación que se mueve dentro de la nave puede tener contacto con múltiples pasajeros infectados y eso puede movilizar el virus e infectar a otros pasajeros, por lo que recomiendan que las azafatas no viajen si están enfermas.

Este estudio también señaló que las personas pueden contagiarse al momento de descender del avión y durante su paso por el aeropuerto.

¿Quién más opina diferente? El ingeniero en jefe de la compañía Airbus, Jean-Brice Dumont, alega que el contagio del virus no se puede dar en ese espacio encerrado ya que el aire que corre dentro del avión es desinfectado constantemente.

“Cada dos o tres minutos, matemáticamente, el aire es renovado”, aseguró. “Eso significa [que] 20 o 30 veces por hora, el aire a tu alrededor es completamente nuevo”.

El doctor Julian Tang, virólogo consultor para el centro de Enfermería Leicester Royal, a su vez insiste que las conversaciones cara a cara son de lo que hay que cuidarse.

“Algunas gotitas pueden mantenerse suspendidas [en el aire] y trasladarse hasta 16 metros, y todas pueden tener el virus”, dijo. “El problema es que si estás sentado al lado — 0.6 metros [de distancia] en la clase económica — de alguien que está tosiendo y estornudando en esa área, ese aerosol te va a llegar antes de que sea filtrado y regrese [renovado] nuevamente”.