Allison Barron y Levi Bliss han estado juntos por dos años, y han desarrollado un fuerte vínculo desde que se conocieron la Universidad. El suegro tenía otros planes.

By Carolina Trejos
March 30, 2018 06:47 PM

Un joven de Nevada, enamorado de su novia decidió pedirle matrimonio en un romántico momento, pero le salió el tiro por la culata pues el padre de la chica tenía otros planes.

Allison Barron y Levi Bliss han estado juntos por dos años, y han desarrollado un fuerte vínculo desde que se conocieron la Universidad. Allison dice que no pasó mucho tiempo para que la pareja reconociera que había algo especial entre ellos.

“Una vez que Levi y yo comenzamos a salir, no pasó mucho tiempo para saber que él era el indicado para mí”, le dice Allison, de 22 años, a PEOPLE. “Todo fue tan fácil con él. Siempre escuché uno lo sospecha, pero nunca supe si lo creía completamente. Con Levi, realmente lo sabía”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Todo lo que quedaba era hacerlo oficial.

En la mañana del 24 de marzo, Levi le dijo a Allison que iban a hacer un viaje rápido para encontrarse con sus padres desayunar Así que los dos se metieron en su camioneta y salieron a dar un paseo, y fue entonces cuando Levi miró a su novia y le pidió que se casara con él.

“Inmediatamente comencé a llorar, abrumado por la alegría, salimos del camión y él se arrodilló”, recuerda Allison, que vive en Winnemucca, Nevada. “Siempre te imaginas este momento, y ahora me estaba pasando a mí”.

Levi se detuvo cerca de un lugar donde sus dos familias estaban escondidas al otro lado de una colina cercana, esperando el gran momento. Justo cuando Levi terminaba su gesto romántico frente a un hermoso telón de fondo, el padre de Allison, Jake, hizo su aparición al levantar un letrero que hacía leer, en grandes letras mayúsculas: “DILE QUE NO”.

A pesar de que Levi le pidió permiso a Jake para tomar la mano de su hija en matrimonio, el joven, de 23 años, no tenía idea de que su futuro suegro haría una broma en el momento oportuno.

Más tarde ese día, Allison publicó fotos de la propuesta, y el letrero, que fue llevada por su hermana, Ashlee Barron a Twitter. Su tuít rápidamente se volvió viral, obteniendo unos 225,000 “me gusta” y 66,000 RT. No pasó mucho tiempo para que las divertidísimas fotos se convirtieran en un meme.

Advertisement


EDIT POST