“No quiero ponerme la chaqueta porque me siento vencida, obligada, me da vergüenza, me da la impresión de que todo el mundo me mira los pechos”, cuenta en su denuncia Jeanne. ¡Te contamos lo que pasó!

Por Leonela Taveras
Septiembre 10, 2020
Anuncio

El reconocido Museo de Orsay de París pidió disculpas luego de que se hiciera viral la denuncia de una joven francesa de que se le prohibió la entrada por su vestimenta.

La mujer que se identifica como Jeanne  compartió en su cuenta de Twitter una carta a la entidad en la que se quejó de que el pasado 8 de septiembre no se iba a imaginar que su vestido y su escote iban a ser un “objeto de discordia”.

Según la BBC, la joven aseguró que cuando iba a acceder al museo, uno de los empleados se le acercó con el boleto en la mano y le dijo que no podía entrar. "'Oh, no, eso no va a ser posible, eso no está permitido, eso no es aceptable'", aseguró que le dijo, antes de que un guardia citara las reglas de la institución sobre la vestimenta.

Para evitar más polémica, se cubrió con una chaqueta, le dijo al diario Daily Mail, quien la identificó como una estudiante de 22 años.

Tras el incidente, Jeanne denunció lo que le había pasado junto con una fotografía con el polémico vestido tomada cuatro horas antes en un restaurante. Aseguró que el objetivo de compartir su historia era denunciar la “discriminación basada en el físico y las dinámicas sexistas que operan en nuestras sociedades”.

"No quiero ponerme la chaqueta porque me siento vencida, obligada, me da vergüenza, me da la impresión de que todo el mundo me mira los pechos, ya no soy más que mis pechos, soy solo una mujer sexualizada, pero quiero entrar en el museo”, escribió.

Getty Images

“Dentro, cuadros de mujeres desnudas, esculturas de mujeres desnudas, visitantes con la espalda al aire, con el ombligo al aire, pero todas delgadas y sin pecho. Me pregunto si me habrían dejado entrar sin problema con algunos de los atuendos que llevan las mujeres dentro", reflexionó.

Ante la polémica generada en las redes sociales, los ejecutivos del museo respondieron en su Twitter que se había enterado del un "incidente". La joven reveló que ejecutivos del museo la llamaron por teléfono para expresas disculpas, según la BBC.

En otro tuit, la joven agradeció el apoyo recibido.