Una prima del Rey Felipe de España, conocida como la princesa roja, fallece a causa del Covid-19 en París.

Por Nuria Domenech
marzo 28, 2020
Anuncio

María Teresa Borbón-Parma, concuñada española de la reina Beatriz de Holanda, era conocida como la princesa roja y falleció esta semana en París, convirtiéndose así en el primer miembro de la realeza en morir a causa del Covid-19. Prima del rey Felipe, el viernes se celebró una misa en su honor en la ciudad de Madrid.

Getty Images

Licenciada en Ciencias Políticas por la Sorbona de París, el sobrenombre de princesa roja se le dio a causa de sus opiniones liberales. Era una acérrima defensora de los derechos de la mujer y con ideas de tendencia socialista.

En las redes de su hermano, el príncipe Sixto Enrique de Borbón y duque de Aranjuez, se emitió un comunicado el pasado jueves por la noche que aseguraba que “en la tarde de este jueves 26 de marzo de 2020 ha fallecido en París, a los ochenta y seis años de edad, su hermana María Teresa de Borbón Parma y Borbón Busset, víctima del coronavirus COVID-19. Don Sixto Enrique se encuentra muy apenado y ruega oraciones por el eterno descanso de su hermana. Mañana viernes en Madrid oficiará un funeral el Rvdo. y Excmo. Sr. D. José Ramón García Gallardo, oficial de la Orden de la Legitimidad Proscrita”.

La princesa María Teresa era la segunda hija del pretendiente al trono español Francisco Javier de Borbón-Parma y Braganza. Esta rama de los Borbones desciende del rey Carlos III, de ahí que se les reconozca como carlistas.

Uno de sus hermanos, Carlos Hugo, pretendiente carlista del trono hasta su muerte, estuvo casado con la princesa Irene de los Países Bajos, hermana de la reina Beatriz.

Por su parte, la fallecida era tía de los primos carlistas del rey Guillermo de Holanda: Carlos Javier, duque de Parma, y Margarita María, Jaime Bernardo y María Carolina de Borbón-Parma y Orange –Nassau.

Esta semana otros miembros de la realeza anunciaron que estaban contagiados de este virulento brote de coronavirus: el príncipe Carlos de Inglaterra, a los 71 años dio positivo, así como el príncipe Alberto de Mónaco, de 62.