LIVE

Adam Toledo, de 13 años, perdió la vida cuando un oficial de la policía de Chicago le disparó. Su trágica muerte está siendo investigada. Los detalles del caso.

Por Lena Hansen
Abril 02, 2021
Anuncio

Adam Toledo, de 13 años, murió tras recibir un disparo de un oficial de la policía de Chicago. Las autoridades investigan la muerte del adolescente hispano. La tragedia ocurrió durante una "confrontación armada" con la policía, reportó el diario The New York Post. El estudiante de 13 años recibió un disparo en un callejón del vecindario Little Village el lunes. La policía llegó a la escena tras detectar un tiroteo usando la tecnología ShotSpotter, reportó el canal ABC 7 de Chicago.

Toledo —quien según la policía estaba armado— estaba con otro sospechoso, Rubén Roman, de 21 años, cuando los policías llegaron tras ser alertados sobre el tiroteo en este vecindario. Toledo y Román ambos intentaron huir, según reportes, y un oficial abrió fuego, disparándole a Toledo en el pecho, reportó el diario Chicago Sun Times.

El adolescente murió en la escena. Román fue arrestado y enfrenta cargos por desobedecer a un oficial de la policía, según reportes. La policía de Chicago informó que había encontrado un arma de fuego en la escena y compartió una foto de la pistola en Twitter.

La madre del joven, Elizabeth Toledo, opina que la policía usó fuerza excesiva y que la muerte de su hijo pudo ser evitada. "¿Porqué tuvieron que dispararle si hay otras maneras?", dijo al canal ABC 7 de Chicago. "Era un niñito, obviamente se iba a asustar".

Adam Toledo
Credit: GoFundMe

La madre añadió que un sueño de Adam era convertirse en oficial de la policía. "Él estaba tan lleno de vida", lamentó. "Ellos se la arrebataron". El oficial acusado de dispararle a Adam no estará patrullando las calles hasta que se investigue el caso a fondo.

El incidente fue captado por la cámara que el policía llevaba en su cuerpo (bodycam), pero aún no se ha revelado el video por que Adam era menor de edad.

Una cuenta de GoFundMe fue creada para recaudar dinero para pagar por los gastos fúnebres de Adam y ayudar a su familia en este doloroso momento. "Era un hijo, un hermano, un sobrino, un amigo, un niño con una familia amorosa y muchos amigos. A Adam le encantaba jugar con Lego's y contar chistes para hacer reír a otros", dice un mensaje en esta cuenta. "Adam tenía muchos sueños que no podrá vivir. Irónicamente uno de sus sueños era convertirse en oficial de la policía".