Este jueves vence el plazo que estableció un juez federal para reunir a los niños migrantes separados de sus padres en la frontera ¿se conseguirá la reunificación?

July 26, 2018 04:46 PM

Este jueves se vence el plazo que fijó un juez federal en California para que la administración del presidente Donald Trump reúna a los niños migrantes que fueron separados de sus padres al cruzar la frontera entre México y Estados Unidos.

El 27 de junio, el juez Dana M. Sabraw dictaminó que los niños de cinco años o menos deberían ser reunificados con sus padres en un plazo no mayor de 14 días y que lo mismo debería suceder con los mayores de cinco años en un plazo no mayor de 30 días.

La separación masiva de familias comenzó a principios de mayo, luego de que el Secretario de Estado Jeff Sessions anunciara que habría “cero tolerancia” para quienes cruzaran sin papeles. La práctica causó tal indignación y condena -incluso internacional- que el 20 de junio el presidente Donald Trump anunció que las familias que fueran detenidas ya no serían separadas de sus niños.

Los casi 3,000 niños que fueron arrestados provenían de  El Salvador, Honduras y Guatemala -principalmente- y poco a poco fueron esparcidos a lo largo y ancho del país para ser colocados en centros de detención y albergues. Reportes de múltiples fuentes aseguran que ahí muchos de los menores niños fueron colocados en jaulas, que estaban llenos de piojos, que no se les dio acceso a higiene apropiada y que incluso fueron forzados a tomar medicinas, algunas de ellas psicotrópicas, para controlar su comportamiento, como es el caso de un centro en Texas.

Uncredited/AP/REX/Shutterstock

La reunificación se ha complicado aún más porque muchos menores no han podido comunicarse debido a las barreras del idioma, pues algunos hablan maya y otras lenguas regionales. Hasta la fecha, 37 niños permanecen bajo custodia sin que sus padres hayan sido identificados.

Pero quizá lo que más ha complicado las cosas es la deportación de más de 463 padres que han sido enviados a su lugar de origen, según confirma DemocracyNow.org. Por si esto fuera poco, según el diario The New York Times al menos 917 padres de familia no pasaron las pruebas suficientes para poder reclamar a sus hijos por tener antecedentes criminales o carecer de pruebas de paternidad.

Reportes iniciales señalaban que muchos de los padres accedieron a ser deportados aún a pesar de que sus hijos permanecían en centros de detención o albergues. Sin embargo, la Asociación de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) sometió este miércoles un alegato en corte por medio del cual se reclama que muchos de esos padres “fueron forzados” o no se les explicó claramente qué era lo que estaban firmando a la hora de acceder a su deportación.

Muchos de los padres confesaron que se sintieron “confundidos” a la hora de firmar los documentos y que no estaban seguros de lo que estaban accediendo a la hora de firmar.

La campaña #IAmAChild, una de varias iniciativas que busca la reunificación de las familias:

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

El trabajo de reunificación ha sido posible en gran medida gracias a organizaciones como la mencionada ACLU y el Centro para refugiados e inmigrantes de Texas, conocido como RAICES, por sus siglas en inglés. Incluso los multimillonarios Mark Zuckerberg y Bill Gates han donado dinero para costear la defensa legal de las familias.

Por su parte abogados representantes del gobierno dijeron que los padres de los niños que fueron deportados no serán readmitidos en el país para recoger a sus hijos. Sin embargo admitieron que los padres deberán ser localizados y plenamente identificados antes de que los niños sean enviados a sus respectivos países de origen.

 

 

 

Tal Vez Te Guste

EDIT POST