By Nohelia Castro
Updated November 30, 2016 06:46 PM
Leon Monsalve/LatinContent/Getty Images

El piloto del avión de la compañía boliviana Lamia que se estrelló el pasado lunes con 81 personas abordo alertó en una dramática conversación con la torre de control que sufrían una "falla eléctrica total" y estaban "sin combustible".

La aeronave de fabricación británica transportaba al equipo brasileño Chapecoense, que debía disputar la primera vuelta de la final de la Copa Sudamericana contra el Atlético Nacional de la ciudad colombiana.

En la grabación difundida por medios colombianos se escucha el siguiente diálogo entre el capitán del avión, Miguel Alejandro Quiroga, y la controladora que dirigía el tráfico aéreo en el aeropuerto de Medellín, a la que había solicitado prioridad para aterrizar.

Piloto: Señorita Lamia 933 está en falla total, falla eléctrical total, sin combustible.

Torre de control: Pista libre y esperando lluvia sobre la superficie, Lamia 933, bomberos alertados.

Piloto: Vectores señorita, vectores a la pista.

Torre de control: La señal se perdió, no lo tengo, notifique rumbo ahora.

Piloto: Estamos con rumbo 3-6-0, con rumbo 3-6-0.

Torre de control: Vire por la izquierda 0-1-0. Proceder al localizador del borde Ríonegro una milla delante del Bora (…) le confirmo por la izquierda con rumbo 3-5-0.

Piloto: A la izquierda 3-5-0 señorita.

Torre de control: Sí, correcto. Usted está a una milla del borde Ríonegro.

Torre de control: No lo tengo con la altitud Lamia 933.

Piloto: 9 mil pies señorita. ¡Vectores, vectores!

Torre de control: Usted está a 8.2 millas de la pista. ¿Qué altitud tiene ahora?

Torre de control: ¿Lamia 933, posición?

Esta es la grabación del intercambio entre la aeronave y la torre.

Twitter/Chapecoense
RAUL ARBOLEDA/AFP/Getty Images
Defensa Civil Antioquia/LatinContent/Getty Images
RAUL ARBOLEDA/AFP/Getty Images

Tras perder contacto con los controladores, el avión se estrelló en una montaña cercana a Medellín, a escasos minutos de vuelo del aeropuerto. Entre los pasajeros se encontraban 22 jugadores de Chapecoense, además de directivos, periodistas y miembros de la tripulación.

Hasta ahora solamente hay 5 sobrevivientes, el periodista Rafael Henzel, la azafata Ximena Suárez, el técnico Erwin Turimi ylos futbolistas Alan Rushel y Jackson Follmann, a quien le amputaron su pierna derecha para salvarle la vida.

La conversación entre el piloto y la torre de control abona la teoría del combustible como la raíz de la causa que condujo al siniestro.

De todas formas, las autoridades colombianas siguen adelante con la investigación, que podría dar un gran paso adelante una vez se recuperen las cajas negras, en las que se registran las conversaciones en la cabina de los pilotos y los datos del funcionamiento de la aeronave.

Advertisement