Un turista argentino enfrentará la justicia peruana luego de admitir que defecó dentro de un templo sagrado de Machu Picchu donde el acceso está restringido.

Por Isis Sauceda / L.A.
Enero 16, 2020
Anuncio

Una multitud de turistas visita cada día las ruinas de Machu Picchu, la enigmática ciudadela inca situada en los Andes peruanos y considerada una de las maravillas del mundo.

Cinco de sus visitantes recientes se encuentran en serios aprietos tras ser acusados de ingresar ilegalmente a esta joya arqueológica y dañar los restos de las edificaciones que la componen.

De acuerdo a medios locales, tres ciudadanos argentinos, uno brasileño, una francesa y un chileno ingresaron al lugar tras el cierre de sus puertas el sábado por la noche y fueron arrestados por guardias de seguridad poco antes de las 6 de la mañana del domingo.

Según la Dirección de Cultura de la ciudad de Cuzco, el argentino Nahuel Gómez, de 28 años, afronta cargos por ser el presunto responsable de causar daños al llamado Templo del Sol, de acceso restringido debido a su delicado estado de conservación.

Gómez no solo defecó dentro del templo, sino que causó el desprendimiento de una piedra de un muro que cayó de una altura de alrededor de 20 pies de alto, lo que causó daños en el suelo del templo, de acuerdo a las autoridades.

“El ciudadano argentino ya ha aceptado ser el autor directo del atentado, por eso permanece detenido en el distrito de Machu Picchu. Las autoridades del ministerio público y poder judicial ya verán la pena que le imponen”, comentó el jefe de la policía de Cuzco, Víctor Patiño, al diario Correo de la ciudad andina.

Gómez será acusado de cometer un crimen contra el patrimonio cultural de Perú.

Los otros cinco turistas debieron pagar una multa por su ingreso ilegal y fueron deportados a Bolivia este miércoles, según dijo Policía Nacional de Perú a los medios.

El ministerio de Cultura de Perú condenó la conducta de los turistas e hizo un llamado a los visitantes a respetar y proteger el rico patrimonio arqueológica del país.