placeholder
January 26, 2017 06:45 PM

 

En medio de la polarización que atraviesa el país, todavía hay indicios de que no todo está perdido. Así lo demuestra el mensaje que una mesera del restaurante de Washington, DC, recibió recientemente, con una generosa propina de un grupo del que no esperaba mucho.

Rosalynd Harris, quien es afroamericana, recibió una propina de $450 al atender la mesa de tres comensales blancos en el restaurante en el que trabaja, Busboys and Poets.

Los clientes, que habían acudido desde Texas a la capital federal para asistir a la investidura de Donald Trump, la emocionaron con el mensaje que acompañaba a la propina, que hace recordar otros casos de encuentros sorprendentes en restaurantes.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

“Podemos proceder de diferentes culturas y no estar de acuerdo en ciertos temas, pero si todo el mundo compartiera su sonrisa y amabilidad como su hermosa sonrisa, nuestro país se uniría en un solo pueblo. Ni razas, ni género. Slo estadounidense. Dios la bendiga!”, reza la anotación que dejaron en el recibo.

La joven, que había participado en la marcha contra Trump del 21 de enero, dijo al Washington Post que ha sacado una buena lección.

“Uno asume automáticamente que si alguien apoya Trump es porque tienen estas ideas (racistas) sobre uno (…) pero [el cliente fue] más amable e incluso hubo sinceridad en nuestra conversación”, observó.

Tal Vez Te Guste

EDIT POST