Conmueve el caso de Eduardo, un niño hispano de 12 años que murió en Indiana tras ser víctima del abuso de su padre y madrastra, que lo mantenían encadenado y desnutrido.

Por Lena Hansen
Mayo 30, 2019
Anuncio

Eduardo, un niño hispano de 12 años, murió tras ser víctima del brutal abuso de sus padres. El adolescente pesaba unas 50 libras y tenía cero porcentaje de grasa corporal cuando murió en un hospital de Bloomington, Indiana. Su padre, Luis Posso, de 33 años, y su madrastra Dayan Median Flores, de 26, están acusados de abusar, encadenar y matar de hambre al menor. La pareja, unos promotores de circo, también tenían bajo su custodia a otros tres niños, que estaban en buen estado de salud, y fueron puestos bajo la custodia de los Servicios de Protección al Menor.

Según la Oficina del Alguacil del Condado de Monroe, la pareja viajaba por todo el país con los niños promoviendo un circo y se estaban quedando con los cuatro menores en un motel en Indiana. Las autoridades encontraron cajas con cadenas y un collar de perro con descargas eléctricas.

También encontraron videos grabados con un teléfono celular de Eduardo amarrado a la bañadera mientras que los otros niños y Flores entraban y salían del baño ignorándolo. Posso también posó para un selfie con el niño amarrado detrás.Posso y Flores declararon que ellos abusaban a Eduardo porque se “portaba peor que los otros niños”. El padre y madrastra de Eduardo están en la cárcel del condado de Monroe esperando su juicio. Las autoridades esperan acusarlos del asesinato del menor y esperan los resultados de su autopsia. Que en paz descanse Eduardo.