La culpa de este susto la ha tenido el viento que ha cambiado la trayectoria del militar provocando este inesperado incidente. La cara de pavor y preocupación de Letizia ha sido la otra gran protagonista.

By Teresa Aranguez
October 12, 2019 02:51 PM

Es uno de los días celebrados con más solemnidad en España por su significado de unión y diversidad. Pero este año ha llegado con un buen susto. Durante el desfile del Día de la Hispanidad presenciado por los reyes de España, Letizia y Felipe VI, uno de sus paracaidistas ha sufrido un aparatoso accidente que le mandaba contra una farola. El brusco cambio de la dirección del viento hacía que el cabo Luis Fernando Pozo no pudiera acabar con buen pie.

La situación creó momentos de tensión tal y como se puede ver en las imágenes. Llamó especialmente la atención la cara de la monarca que no pudo esconder su preocupación por este héroe del día. El rey, más comedido y controlado, estuvo al tanto de todo y mantuvo la calma.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Al final del desfile, los reyes y sus dos hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, acudieron a saludar al militar accidentado que no pudo contener las lágrimas por lo sucedido. Conmovida, Letizia trató de consolar al cabo que tenía la cara descompuesta e incluso se saltó el protocolo tocándole el brazo y quedándose a hablar con él.

Un gesto de humanidad que le ha hecho ganar puntos al dar normalidad a lo que aconteció en el día de hoy. El paracaidista era recogido por una cesta en lo alto transportada por un vehículo especial para posteriormente reincorporarse al resto del desfile. Por fortuna todo se redujo a un pequeño disgusto para lo grave que podía haber sido.

Advertisement