Por Julie Mazziotta
Enero 08, 2018
Anuncio

El papa Francisco quiere que todas las mujeres se sientan cómodas amamantando en las iglesias católicas.

El papa exhortó una vez más a las madres a amamantar, durante la ceremonia anual de administración del sacramento del bautismo en la Capilla Sixtina el domingo, aconsejándoles que si los bebés tienen hambre deben ser alimentados.

“Los bebés tienen su propio dialecto”, afirmó el sumo pontífice de 81 años, según la Radio Pública Nacional (NPR, por sus siglas en inglés). “Si uno empieza a llorar los demás lo siguen, como una orquesta”. El papa Francisco aseguró que si los bebés “empiezan a dar un concierto” de llanto a causa del hambre, las madres deben “dedicarse a alimentarlos” porque es un “lenguaje de amor”.

En la ceremonia del año pasado ya había expresado su apoyo a las madres que amamantan, al comparar a las mamás y los bebés presentes con la Virgen María y el Niño Dios.

“Como la ceremonia es un poco larga, alguien está llorando porque tiene hambre”, dijo el papa en italiano después de escuchar el llanto de un bebé. “Así es como son las cosas. Ustedes, madres, dedíquense a amamantar sin miedo. Así como la Virgen María amamantó a Jesús”.

Su consejo data de una entrevista del 2013, en la que el papa Francisco habló de una mujer que había visto durante una de sus audiencias papales en el Vaticano.

“El bebé lloraba inconsolablemente cuando pasé a su lado”, relató. “La madre estaba acariciándolo y yo le dije: ‘Señora, creo que el niño tiene hambre'. ‘Sí, probablemente es hora', contestó ella. ‘¡Por favor, dele algo de comer!', repliqué yo. A ella le daba vergüenza y no quería amamantar en público, mientras pasaba el papa. Me gustaría decirle lo mismo a la humanidad: ¡denles a las personas algo de comer!”.

  • Traducido por Carmen Orozco

This article originally appeared on People.com