May 24, 2017 01:58 PM

El encuentro del papa Francisco con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, este miércoles en el Vaticano ha dado mucho de qué hablar, luego de que se publicaran fotos y video de la reunión.

Las imágenes mostraban al sumo pontífice con un rostro muy serio, al lado de un sonriente Trump, mientras la esposa del presidente, Melania, y su hija Ivanka permanecían impávidas a su lado, con rostros casi de piedra, vestidas de negro y la cabeza cubierta con velos de encaje.

Según los medios que cubrieron la visita, el papa recibió al mandatario hacia las 8:35 a.m., hora local, en su biblioteca privada durante 27 minutos. Los primeros instantes estuvieron cargados de tensión, con un escueto intercambio de palabras y un “encantado de conocerle” de José Mario Bergoglio, quien se disculpó por no hablar mucho inglés.

Tras las fotos, ambos personajes se reunieron a puerta cerrada e intercambiaron regalos. Trump le obsequió al papa una caja negra con libros de Martin Luther King Jr.

“Es un regalo para usted, son libros de Martin Luther King, pienso que le gustará…espero que sí”, dijo el multimillonario. Por su parte, el papa le ofreció una copia de una encíclica que escribió sobre el cambio climático y una escultura de un olivo, símbolo de la paz. “Es mi deseo que usted reconvierta en un árbol de olivo para construir la paz”, apuntó el pontífice argentino.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Francisco y Trump se encuentran en polos opuestos en una larga lista de temas, como quedó evidente durante la campaña presidencial estadounidense el año pasado.

No comparten punto de vista en asuntos como la construcción de un muro en la frontera con México, el trato a los refugiados sirios ola o la proliferación de las armas. Justamente Trump viene de firmar un acuerdo con Arabia Saudí para venderles  $110,000 millones en armamento.

La tensión se disipó un poco cuando el papa se dirigió a Melania para preguntarle sobre la dieta de su marido. “”¿Qué le da de comer? ¿Potizza?”, inquirió con humor el pontífice, en referencia a un postre de Eslovenia, país de origen de la primera dama, y que es uno de sus favoritos.

El papa también ofreció rosarios al séquito del presidente, que además incluía a su asesor y esposo de su hija Jared Kushner, el secretario de Estado Rex Tillerson y su asesor de Seguridad Nacional H. R. McMaster.

 

 

Tal Vez Te Guste

EDIT POST