Uno de los supuestos asesino de una jovencita de 15 años es un pandillero que participó en el crimen mientras tenía puesto un rastreador digital en su tobillo exigido por una corte de Virginia.

By Celeste Rodas de Juárez
March 08, 2017 12:31 PM

Uno de los sospechosos en el asesinato de la quinceañera Damaris A. Reyes Rivas llevaba un monitor electrónico en el tobillo pues estaba bajo la supervisión de una corte en el estado de Virginia. El sospechoso, un pandillero cuyo nombre no ha sido revelado por ser menor de edad, está vinculado a la Mara MS-13, también conocida como la Mara Salvatrucha, afirmó una orden de allanamiento que se dio a conocer en la Corte de Circuíto del Condado Fairfax esta semana.

El diario The Washington Post reportó el martes que uno de los detectives del caso escribió en su reporte que el sospechoso llevaba puesto el monitor de vigilancia con GPS, ordenado por la corte, que lo sitúa en el lugar del homicidio.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Diez personas entre las edades 15 y 21 años han sido detenidas por el rapto y asesinato de la joven que fue grabado en los celulares de sus supuestos asesinos. En estas grabaciones con fecha de 8 de febrero se puede ver, según el diario, cómo éstos se burlaban de ella, la picoteaban con un cuchillo y la pinchaban con una estaca puntiaguda.

También le diijeron que iba a morir para pagar la muerte de otro miembro de la pandilla, Christian Alexander Sosa Rivas, quien fue asesinado unos días antes. La madre de la jovencita ha dicho que su hija había salido con Sosa Rivas antes de su muerte.

Los sospechosos dejaron el cuerpo de la chica tirado en el suelo de un parque de Springfield, donde fue encontrada el 11 de febrero. Las autoridades creen que estos crímenes podrían estar vinculados a un incremento de actividad de la Mara Salvatrucha, la pandilla más violenta y más numerosa en esa región.

Advertisement