Heriberto Ríos y Nelly Vizcarrondo demandaron a la ciudad de Nueva York, al Departamento de Educación y administradores escolares por la muerte de Mya Vizcarrondo-Ríos.

By Mayra Mangal
May 29, 2019 01:51 PM

Heriberto Ríos y Nelly Vizcarrondo, padres de la niña Mya Vizcarrondo-Ríos presentaron una demanda en contra de la Ciudad de Nueva York, el Departamento de Educación y los administradores de una escuela en el Bronx por la muerte de su hija, quien se suicidó luego de sufrir bullying y de ser acosada sexualmente por dos estudiantes.

La menor de 16 años fue atormentada durante cinco meses y forzada a practicarle el sexo oral a dos estudiantes de la escuela Harry S. Truman, según se detalla en la querella legal presentada ante el Tribunal Supremo de dicho condado. Dicho abuso sexual, ocurrido el 28 de febrero de 2018, es decir, el mismo día de la muerte de la niña, fue la puntilla que al parecer la orilló a subir a la azotea de su edificio y saltar al vacío.

La estudiante de noveno grado falleció tras caer 34 pisos abajo del edificio donde vivía. Cuando su cuerpo fue encontrado sobre el pavimento aún llevaba puesta su mochila escolar, según detalla el diario The New York Post. Hacia las 2:00 p.m. de ese día policías golpearon a la puerta del apartamento donde vivía la jovencita, y en donde se encontraba su padre, para informarle lo que había ocurrido con Mya. La niña fue llevada de urgencia al Jacobi Medical Center donde se pronunció su muerte.

“Los empleados de “Harry S. Truman recibieron una notificación real de intimidación, pero no intervinieron”, se dice ahora en la demanda en contra de dichas instituciones y que fue interpuesta por el abogado John Scola en nombre de la familia.

La demanda detalla el tormento al que fue sometida la niña e incluso señala a otra estudiante, identificada simplemente como Vivianna D., como uno de sus principales verdugos, quien se encargó de atormentar a la fallecida haciéndola avergonzarse de su físico, le tiraban del pelo y se reían de ella.

“Ella era una estudiante destacada”, manifestó el padre de la niña al explicar que Mya había comenzado sus estudios en dicho plantel escolar el septiembre previo a su muerte. En poco tiempo, su hija, que era una alumna dedicada, comenzó a tener notas bajas y a mostrar un cambio.

Los padres fueron llamados a la escuela por una consejera quien señaló faltas a clases y se acordó que ella debería firmar cada vez que acudiera al colegio. Su padre la confrontó y le preguntó a su hija qué sucedía. “Ella me dijo que tenía unos problemas pero nunca me dijo que le estaban haciendo bullying”, asegura Ríos.”Me enteré después de que ella murió”.

GoFundMe

Investigaciones posteriores revelaron que Keri Alfano, directora del plantel escolar y la consejera que trató con los padres de Mya estaban al tanto del hostigamiento al que ésta fue sometida. Así mismo se descubrió que la consejera que trató con los padres de Mya fue despedida y que antes de partir había hecho una recomendación para que se investigaran las quejas de la menor.

“Las trágicas circunstancias que rodearon la muerte de mi cliente pudieron ser prevenidas”, declaró al respecto Scola, tras presentar la demanda. “Esperamos que este caso orille al Departamento de Educación a reevaluar la políticas y entrenamiento apropiados de sus empleados para tratar con casos de bullying para que ningún estudiante se sienta abandonado y crea que el suicidio es la solución”.

“Esta fue una pérdida trágica y los estudiantes merecen un ambiente seguro y de apoyo en las escuelas”, acotó por su parte Doug Cohen, portavoz de dicho departamento. “Reconocemos el impacto que el bullying puede tener y las escuelas están obligadas a investigar y dar seguimiento a cualquier denuncia. Continuaremos invirtiendo en programas contra el bullying e iniciativas por escuelas seguras”.

 

Advertisement


EDIT POST