February 23, 2017 05:53 PM

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Los padres de un joven de 21 años que se ahogó en la piscina de una casa de Demi Moore durante una fiesta en 2015 han presentado una demanda en la que alegan que la muerte no fue un accidente.

Según People, los padres de Edenilson Valle sostienen en el querella contra los organizadores del evento, Bessy Wong y Lenny Hernández, que su hijo “anunció” a los asistentes a la fiesta que no sabía nadar, por lo que no puede ser que se metiera en la piscina de manera voluntaria.

La demanda, que también incluye a la empresa que es dueña de la casa pero no a Moore, pide una compensación de $25,000 por considerar que los organizadores contribuyeron a un “ambiente ya de por sí peligroso” al servir alcohol. También considera que a la víctima no se le advirtió de las “condiciones peligrosas del inmueble”, como la presencia de una piscina.

Valle fue encontrado sin vida en la piscina el 19 de julio de 2015, en lo que la policía consideró una muerte accidental.

Moore ni ninguno de sus familiares se encontraba presente en la casa cuando se produjo la tragedia. En una declaración posterior expresó su “absoluta consternación” por lo sucedido.

 

 

 

You May Like

EDIT POST