El hombre le disparó a su hijo y luego se quitó la vida con la misma pistola. Los padres del niño estaban envueltos en una amarga batalla por su custodia.

Anuncio

Un escalofriante caso de homicidio y suicidio ha conmovido a San Francisco. Stephen O'Loughlin, de 49 años, mató a su hijo Pierce O'Loughlin, de 9 años, antes de quitarse la vida. El hombre, que estaba opuesto a que su hijo se vacunara, le disparó al menor antes de suicidarse con la misma pistola, confirmó PEOPLE.

Los cadáveres del padre y su hijo fueron descubiertos el pasado miércoles por la policía después de que los oficiales fueran llamados a revisar su casa cuando el niño no fue a la escuela. Los detectives siguen investigando el caso.

Stephen O'Loughlin
Credit: LINKEDIN

El padre estaba envuelto en una amarga batalla con su exesposa por la custodia del menor. La pareja se había divorciado en el 2016 y según reportó el diario The San Francisco Chronicle una de las razones por las que los padres discutían era que Stephen no quería que su hijo Pierce se vacunara.

La madre del niño, Lesley Hu, había pedido la custodia completa del niño desde julio. Su juicio estaba pautado para un día antes del asesinato, pero se pospuso hasta marzo. Hu acusó a su exesposo de ser un fanático en contra de las vacunas. La madre también expresó en los documentos en la corte que el padre de su hijo sufría de problemas mentales y había pagado miles de dólares en terapias.

La abogada de la madre, Lorie Nachlis, habló con el diario después de la tragedia. "Creo que no podemos negar que el padre de Pierce sufría de enfermedades mentales que no se había tratado y eso resultó en que terminó quitándole la vida a su hijo y suicidándose". La abogada añadió que opina que el padre mató al menor para mostrarle a su exesposa que él estaba en "control".