Un padre hondureño que fue deportado regresa a Estados Unidos para encontrar a su hija adolescente al borde de la muerte en el hospital, conectada a un respirador artificial. Los detalles del caso.

By Lena Hansen
July 19, 2019 03:47 PM

Un padre hondureño que fue deportado regresó a Estados Unidos para reencontrarse con su hija, pero vivió la peor pesadilla. Con un grillete en el tobillo que le puso ICE, Manuel Gámez estuvo presente en el desgarrador momento que desconectaron a su hija Heydi de un respirador artificial en un hospital de Nueva York. "Le leí la Biblia. Yo sé que me escuchaba porque su rostro cambiaba", dijo el padre a Univision Noticias.

El hombre logró reunirse con la adolescente de 13 años, pero la encontró al borde la muerte en Cohen Children's Medical Center de Queens. La adolescente se intentó quitar la vida y sufrió muerte cerebral. La joven -que quedó a cargo de su tía Jessica Gámez en Long Island cuando su padre fue deportado a Honduras- se encerró en su cuarto deprimida al enterarse que su padre había sido arrestado en su tercer intento de cruzar la frontera y regresar a Estados Unidos.

(Photo by David McNew/Getty Images)

La historia de la adolescente es conmovedora. Heydi fue abandonada por su madre cuando tenía dos meses. Luego, a los 9 años, llegó a Estados Unidos sin tener papeles, huyendo de las pandillas que mataron a su abuelo, a quien ella encontró después del violento ataque de los pandilleros.

Heidy soñaba con reencontrarse con su padre, quien pudo darle un último adiós antes de ella morir. Su tía quien la encontró moribunda al entrar en su habitación, colgada de un armario con un cable de teléfono amarrado al cuello. "Era tan inteligente que no tiene sentido por qué tomó una decisión como ésta, una decisión tan fuera de lugar", dijo su tía a The New York Times.

Caiaimage/Sam Edwards/Ojo+/Getty Images

El padre logró un breve permiso del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) para despedirse de su hija en el hospital y se presentará en unos días ante un juez de inmigración para evaluar su caso. Heydi será enterrada en un cementerio de Nueva York. "Vamos a donar sus órganos para que pueda vivir en otras personas. No la quiero recordar así, en esa cama, en coma", dijo el padre.

Advertisement