Timothy Ciboro, de 53 años, y Esten Ciboro, de 28, fueron sentenciados por abusar durante años de la jovencita de 13 años y de otra niña de 9.

By Mayra Mangal
January 31, 2017 10:12 AM

Escenas conmovedoras se vivieron este viernes en una corte de Lucas County, en Ohio, cuando una jovencita que fue encerrada en un sótano y abusada por años por sus propios parientes testificó contra sus verdugos.

La jovencita de 13 años, cuyo nombre no se ha revelado por tratarse de una menor, encaró a Timothy Ciboro, de 53 años, y a su hijo Esten Ciboro, de 28, quienes por años la golpearon, violaron e incluso inmovilizaron con grilletes en el sótano de su hogar.

Ahora ambos sujetos fueron sentenciados por atentar contra el bienestar de otra menor, a la que secuestraron y violaron, según revelaron autoridades a People.

Ambos sujetos, originarios del poblado de North Toledo, se declararon no culpables e impasibles aseguraron que las atrocidades que cometieron contra la integrante de su propia familia fueron hechas “por amor”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Por si fuera poco, durante las impactantes audiencias , otra niña -de solo 9 años de edad- subió al estrado para relatar como Timothy también abusó de ella.

Su testimonio sirvió para que tras seis horas de deliberación el jurado determinara que el padre se haría merecedor de una sentencia de 41 años a la sombra y sin opción a fianza; mientras que su hijo recibiría 3 sentencias de cárcel de por vida, más 38 años más en prisión, pero con opción a fianza.

“Es suficientemente difícil para cualquiera el tener que testificar frente a un jurado, pero cundo tienes [frente a ti] haciéndote preguntas, eso es una cosa mucho más difícil de observar y experimentar”, aseguró a People Frank Spryszak, asistente del fiscal encargado del caso.

“Sin embargo”, acotó Spryszak, “tengo que admitir que esas niñas…la resistencia de los niños a veces me sorprende, y ellas hicieron el caso mucho más fácil para nosotros”.

 

 

 

Advertisement


EDIT POST