May 22, 2018 03:42 PM

El padre de Dimitrios Pagourtzis, el presunto autor del tiroteo en la escuela secundaria en Santa Fe, Texas asegura: “Mi hijo no es un delincuente, es una víctima”. Antonios Pagourtzis habló con un canal de televisión griego y defiende al joven de 17 años, acusado de matar a 10 personas en la masacre.

Univisión publicó la entrevista traducida al español, en la que el padre desesperado cuenta su dolor. “Es como estar en un funeral, yo estoy en uno. Ya no siento alegría, siento el dolor de los demás. Siento el mismo dolor, siento el mismo dolor, lo siento”, dijo.

Facebook/Dimitrios Pagourtzis

El hombre aseguró que su hijo no era violento. “Mi niño no era de los que se metía en peleas o cosas similares. El era un niño bueno, visitó Grecia, no tomaba. Lo único que hacía era levanter pesas y cosas por el estilo”, añadió.

La noche antes del ataque, el padre cuenta que cenó con el adolescente y no vio ninguna conducta rara. “Le cociné, nos sentamos juntos a comer y jugamos. Ya en la mañana se levantó y le pregunté porqué se iba tan temprano y él me dijo: ‘Te amo papá. Me voy. Te amo y te veré esta tarde'”, recordó.

El joven formaba parte de un grupo de danza de la iglesia, estaba en el equipo de fútbol de la escuela y tenía buenas calificaciones, según reportes de la prensa. “Si algo ocurrió recientemente, la semana pasada, si alguien vino a lastimarlo, él era un buen niño y no sé que pudo haber pasado”, dijo el padre entre lágrimas. “No puedo decir qué pasó”.

(Photo by Scott Olson/Getty Images)

Antonios Pagourtzis sonaba desconsolado. “He perdido a mi niño. Perdí a mi niño y lo único que puedo hacer es intentar que no lo ejecuten. Mi hijo, para mi, no es un delicuente, es una víctima”, afirmó.

El padre relató que las armas eran suyas y que él quiso entrar a la secundaria durante el tiroteo para intentar detener a su hijo pero las autoridades no lo dejaron pasar. “El niño no tenía pistolas, yo tenía pistolas Eran legales, él las sacó del armario. Le dije a la policía que me dejaran entrar para que me matara a mí y que nadie más saliera herido”.

(BRENDAN SMIALOWSKI/AFP/Getty Images)

Pagourtzis admitió que escuchar a otras personas decirle ‘criminal’ a su hijo era muy hiriente. “No puedo aceptar eso”, concluyó. “No puedo aceptar lo que están diciendo de él”.

Tal Vez Te Guste

EDIT POST