John Castillo, padre de Kendrick Castillo, contó que antes de que su hijo muriera en un tiroteo dentro de su escuela en Denver le había hecho una seria advertencia.

By Mayra Mangal
May 09, 2019 11:20 AM

El padre de Kendrick Castillo, el estudiante hispano que perdió la vida al intentar detener el tiroteo ocurrido dentro de la escuela STEM Highlands Ranch de Denver, reveló que antes de que su hijo muriera le había hecho una seria advertencia.

Este miércoles, en entrevista con NBC News, John Castillo, padre del fallecido adolescente de 18 años, contó que tuvo una conversación con su hijo sobre el tema de los tiroteos en las escuelas, cada vez más frecuentes a lo largo y ancho de Estados Unidos.

“[Le dije:] No vayas a querer ser el héroe”, relató el apesadumbrado progenitor de la joven víctima explicando que su hijo se empeñaba en querer detener a un gatillero si llegara a presentarse la ocasión. Castillo aseguró que tras la advertencia, su hijo le respondió: “Tú me criaste de esta manera. Tu me enseñaste a ser una buena persona. Eso es lo que voy a hacer”.

Trágicamente, esa temida ocasión se presentó este martes hacia las 2:00 p. m., hora local, cuando dos jovencitos ingresaron en la escuela STEM armados de pistolas para atacar a los estudiantes.

Castillo, que estaba en una de las aulas donde ocurrió el ataque, se abalanzó sobre Devon Erickson, uno de los dos sospechosos del incidente, para tratar de detenerlo y recibió un disparo en el pecho que cegó su vida.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Brendan Bialy, amigo y compañero de Castillo, también se abalanzó sobre el gatillero, cosa que según sus compañeros permitió que otros pudieran escapar y salvarse. Ahora ambos son considerados como dos héroes.

“Él se abalanzó sobre el gatillero y de inmediato se puso encima de él ignorando completamente su seguridad personal”, contó el estudiante a NBC Nightly. “Estuvo inmediatamente ahí para responder [a la crisis]: estuvo ahí sobre el pistolero y listo para acabar con la amenaza”.

Al final, el tiroteo dejó 7 estudiantes heridos, dos de ellos de gravedad. La única víctima fatal fue Castillo.

Los padres del estudiante explicaron a la cadena ABC en Denver que cuando sucedió el tiroteo buscaron desesperadamente a su hijo. “Estábamos buscándolo frenéticamente”, declaró su papá. “Tratando de comunicarnos con él, mandándole mensajes de texto y llamándolo, pero no contestaba”.

Tras lo sucedido, el rostro del jovencito ha acaparado titulares por sus valientes acciones que le costaron la vida a solo tres días de graduarse de la escuela. Castillo era un apasionado de la tecnología, la ingeniería y era considerado por muchos como un joven generoso, amable y brillante. Sus estudios superiores comenzarían en un par de meses en una universidad comunitaria de Littleton, en Colorado.

“Yo quisiera que todos supieran que este no era un chico cualquiera”, expresó entre lágrimas su padre a la mencionada cadena. “Él era extraordinario. Lo criamos para que fuera bueno. Lo sé porque gracias a lo que hizo él otros están hoy vivos. Y le doy gracias a Dios. Él es un héroe. Siempre lo será”.

 

 

 

 

 

 

 

Advertisement


EDIT POST