July 22, 2017 02:29 PM

Michigan ha vivido una nueva tragedia. Un hombre de 25 años ha confesado haber apuñalado a su pequeña hijastra hasta la muerte por despertarle de la siesta para pedirle comida. Un terrible asesinato por el que se le condena a cadena perpetua por un juez.

La revista PEOPLE ha confirmado que Thomas McClellan ha sido encontrado culpable de este terrible asesinato por acabar con la vida de la pequeña de cinco años, Luna Younger.

La decisión fue dada por el juez Joyce Draganchuk del condado de Ingham, que también acusó al joven de abuso y piromanía.

Tal y como apuntan los archivos del caso, la pequeñita recibió al menos cinco navajazos mientras la madre de la niña, Victoria King, estaba trabajando.

La terrorífica confesión comienza con el acusado declarando sobre los hechos. La pequeña le pedía comida mientras él dormía, él no le hizo caso pero ella parece que insistió. “Me dio actitud”, llegó a declarar de forma desgarradora a la policía. “No era la hora de cenar”, prosiguió.

Posteriormente aseguró haber tirado a la niña al suelo y clavado un cuchillo de bolsillo. Ante la pregunta de cómo reaccionó la pequeña, tan sólo dijo: “Lloró y tosió. No mucho tiempo.”

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

La cosa no termina ahí. Una vez asesinada, la cubrió de mantas y con toda la sangre fría la recubrió de vodka para posteriormente ser quemada. Una reacción que para todos es inexplicable además de cruel.

 

McClellan será finalmente sentenciado el próximo 23 de agosto por este terrible asesinato que ha dejado una familia destrozada.

You May Like

EDIT POST