Aquí los detalles de este escabroso siniestro.

Por Nuria Domenech
Julio 20, 2021
Anuncio

Jesse Wayne Craddock ha sido acusado de asesinato en primer grado, agravado con abuso infantil y negligencia más posesión de droga, después de asfixiar a su hijita de cuatro meses cuando se desplomó sobre ella víctima de una sobredosis por Fentanyl.

El terrible suceso ocurrió el pasado tres de abril en un Travel Inn en Lebanon, GA. La bebé se había quedado al cuidado de su padre, mientras su mamá se fue a trabajar. Según reportó WKRN-TV, cuando la policía llegó encontraron a la bebé sin señales vitales: Craddock estaba desorientado y no entendía que había sucedido. Después de realizarle los primeros auxilios, fue trasladada al hospital Vanderbilt Wilson County Medical Center, donde fue declarada muerta.

Una autopsia obtenida por The Tenneseean, confirmó que la niña había muerto por asfixia. La policía alegó que Craddock se quedó inconsciente y se desplomó encima de la bebé.

Jesse Wayne Craddock
Credit: Lebanon Police Department

Una vez que el padre de la pequeña fue tratado en el hospital y dado de alta, fue entregado a la policía bajo sospecha de posesión de narcóticos. Ahora está retenido en la cárcel del condado de Wilson por haber violado su libertad condicional por otro delito previo que tenía que ver con las drogas. En los papeles de la corte no se halló el nombre de un abogado autorizado para hablar en su nombre.