El expresidente de Costa Rica y ganador del Premio Nobel de la Paz, Óscar Arias Sánchez, enfrenta graves acusaciones en su contra por abuso sexual.

By Andrés Rubiano
February 05, 2019 03:34 PM

Óscar Arias Sánchez, expresidente de Costa Rica y ganador del Premio Nobel de la Paz en 1987, se ha convertido en protagonista de una gran polémica luego de que una siquiatra lo acusara de haber abusado sexualmente de ella en el 2014.

En las acusaciones, hechas por la doctora Alexandra Arce von Herold, se asegura que el incidente en cuestión ocurrió en la casa del líder costarricense, de 78 años, durante una reunión programada para planear el viaje a un evento del que participarían en la ciudad de Viena, Austria.

Según lo reveló el diario The New York Times a través de un reporte en su sitio en línea, Arce detalló en su demanda que estando en la residencia de Arias Sánchez, este “la tomó por la espalda, acarició su pecho e introdujo sus manos en su falda, para luego penetrarla con sus dedos”.

Óscar Arias Sánchez
EMMANUEL DUNAND/AFP/Getty Images

Las fuertes acusaciones sin duda han generado toda una controversia en contra de uno de los hombres más influyentes de Centro América y quien a través de su equipo legal hizo llegar sus comentarios sobre el caso al reconocido diario estadounidense.

“Niego categóricamente las acusaciones que se están haciendo en mi contra … Nunca he actuado de una forma irrespetuosa contra la voluntad de una mujer”, aseguró el exmandatario de Costa Rica.

En declaraciones entregadas por Arce von Herold, la decisión de hacer pública sus denuncias fue inspirada por el movimiento Me Too, el cual ha expuesto los abusos sexuales de reconocidos nombres como el productor de cine Harvey Weinstein, el actor Bill Cosby y el médico del equipo olímpico de gimnasia de Estados Unidos Larry Nassar.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

El informe del Times añade que, tras el supuesto abuso la siquiatra confesó lo sucedido a más de una decena de personas, incluyendo a un congresista y a su novio, quienes han ratificado el estado de shock en que el suceso dejó a la doctora.

Advertisement