July 20, 2017 04:22 PM

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

El exjugador de fútbol americano O.J. Simpson, de 70 años, recibió este jueves el voto unánime de una comisión penal que le otorgó su libertad condicional luego de pasar casi nueve años en la cárcel.

Desde 2008, el exatleta purgaba una condena por secuestro y robo a mano armada en una habitación de un hotel de Las Vegas, Nevada, y en años recientes se encontraba recluido en el penal de Lovelock, en dicho estado.

En una audiencia celebrada el jueves que fue televisada en vivo, los cuatro miembros de una junta de libertad condicional decretaron que Simpson había cumplido con los requisitos para ser liberado condicionalmente. Uno de los comisionados del caso opinó que él había cumplido “las reglas de la prisión y había cambiado de manera aceptable”, y que “no tiene ninguna condena anterior de actividad criminal”.

Simpson cumplía una condena de 9 a 33 años de cárcel tras un incidente en el que intentó llevarse unos artículos suyos de una habitación de un hotel en Las Vegas al que acudió compañado de otros dos hombres. Sus compañeros iban armados, y aunque no se hizo un solo disparo, Simpson fue sentenciado después que uno de los hombres sacara el arma y la apuntara dentro del cuarto.

Visiblemente mayor, con la mirada cansada y cabello canoso, Simpson escuchó el veredicto atentamente, siempre bajo el escrutinio de las cámaras.

Lovelock Correctional Center via AP

La audiencia del jueves no fue la primera vez que Simpson enfrentó las cámaras dentro de un proceso legal. El jugador, quien era una toda una estrella del fútbol americano, fue enjuiciado a mediados de los años 90, acusando del asesinato de su esposa y la madre de sus hijos, Nicole Brown Simpson, y de un amigo de ella, Ron Goldman.

Señalado como sospechoso del caso, Simpson capturó la atención mundial en ese prolongado juicio que tuvo lugar en la ciudad de Los Ángeles y que recientemente fue retratado en la aclamada serie The People v. O. J. Simpson: American Crime Story de la cadena FX.

En aquella ocasión, Simpson estuvo apoyado por un poderoso equipo de abogados y consejeros que incluyó a Rob Kardashian, padre de Kim Kardashian. Simpson fue declarado no culpable de ambas muertes el 3 de octubre de 1995. Posteriormente, Simpson fue responsabilizado de los mismos fallecimientos durante un juicio civil en 1997 y se le exigió pagar a las familias de los fallecidos $33.5 millones —algo que aún no ha hecho.

Según reportes de la cadena CNN, Simpson saldrá libre en octubre y, según compartió su abogado durante la audiencia, tiene planes de residir en Florida.

Tal Vez Te Guste

EDIT POST