Ahora San José está demandando a Claudia Leary y a la compañía que tramitó el intercambio, CCI Greenheart, por daños y perjuicios.

Por Carolina Trejos
Enero 10, 2019
Anuncio

El caso de abuso sexual a menores que involucró a la joven española Marta San José y acaparó titulares en 2017 ha vuelto a salir a luz con nuevos detalles.

Todo comenzó cuando Dale y Claudia Leary, una pareja de Florida, fueron anfitriones de al menos ocho estudiantes de intercambio en su casa de Cutler Bay.

Dale Lary estuvo bajo investigación en 2013 luego de que surgiera una queja que decía que era “muy íntimo” con sus estudiantes, pero el caso se cerró por falta de pruebas.

Dale y Claudia Leary / Facebook

De acuerdo con los récords policiales, Leary abusó de al menos dos estudiantes más y una pariente adolescente.

En 2017 fue arrestado por abusar una menor de 14 años, la hermana de su Marta San José, aparentemente con su consentimiento. Marta San José contrajo nupcias con Dale Leary luego de que este se divorciara de su esposa Claudia.

San José y Leary luego convencieron al adolescente a realizar actos sexuales con ellos varias veces, según la queja. La dolescente también alegó que Leary le dio “una cantidad desconocida de bebidas alcohólicas” que la intoxicó, antes de que le pidiera que posara desnuda para fotografiarse con su esposa, afirma la denuncia.

Marta San José, Dale Leary/ Dade County Sheriff's Office

El caso criminal de Leary se disolvió cuanto este se quitó la vida. El caso contra Marta San José también fue disuelto.

Aunque Claudia Leary nunca fue arrestada en el supuesto caso de agresión sexual que involucra a la adolescente, fue investigada en el caso de la muerte de su exesposo.

Pero nuevos records indican que Dale mintió acerca de unos cargos previos que tenía por crimen sexual cuando aplicó para tener a los estudiantes en su casa.

Dale y Claudia Leary /Facebook

Pero no todo quedó ahí.

Ahora San José está demandando a Claudia Leary y a la compañía que tramitó el intercambio, CCI Greenheart, por daños y perjuicios.

Según reporta The Miami Herald, los coordinadores de Greenheart y Claudia Leary afirmaron que la demanda no es válida porque el plazo de prescripción de 4 años ha expirado. Los abogados de San José insisten en que la joven, ahora de 22 años, estaba bajo el control de Leary y no tenía manera de reportar el abuso.