Autoridades en Colombia señalaron a Fernando Merchán Murillo como cómplice en el asesinato de la niña de 7 años; aseguran que sabía de las actividades del asesino.

Por Mayra Mangal
Updated Diciembre 15, 2016
Anuncio
Guillermo Legaria/AFP/Getty Images

Las autoridades que investigan el secuestro, tortura y asesinato de la niña Yuliana Samboní en Bogotá, Colombia, anunciaron que hay un nuevo nombre implicado en el crimen, el celador Fernando Merchán Murrillo, empleado del edificio donde fue encontrada la menor.

Según el procurador general Néstor Humberto Martínez, Merchán sabía de lo que sucedía la mañana del 4 de diciembre en el apartamento del arquitecto Rafael Uribe Noguera, señalado como responsable del crimen.

Esto ha dado un nuevo giro las investigaciones, ya que el celador fue encontrado sin vida el 10 de diciembre en lo que las autoridades manejan como un suicidio.

En un video captado por una de las siete cámaras de seguridad del edificio donde ocurrió el crimen, se observa cómo Merchán y Uribe hablan por varios minutos en el sótano del inmueble, conocido como Eqqus 66. La conversación, según Noticias Caracol, tuvo lugar a las 9:40 a.m., es decir, cuando la niña de 7 años ya se encontraba en manos del asesino.

Las mismas autoridades señalan que aparentemente, el celador se enfrascó en una discusión con los hermanos del presunto asesino, Catalina y Francisco, quienes tras recibir llamadas de ayuda, acudieron al edificio en auxilio de su hermano.

El portero se encontraba de turno el día del macabro hallazgo de la menor. Las autoridades le están practicando ahora una autopsia para determinar si fue una sobredosis de antidepresivos lo que le provocó la muerte. Merchán es señalado ahora como como “testigo de excepción del caso”.