El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, anunció que la medida se pondrá en marcha el 16 de agosto de forma transitoria y se convertirá en una obligación a partir del 13 de septiembre.
Anuncio

A partir del próximo septiembre, quien quiera entrar a un restaurante, un bar, un gimnasio u otro local cerrado en Nueva York deberá mostrar de manera obligatoria un carnet de vacunación que muestre que han recibido al menos una dosis.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, anunció este martes que el programa Key to NYC Pass se pondrá en marcha el 16 de agosto de manera transitoria y su obligación se implementará un mes después, el 13 de septiembre.

Quienes quieran entrar a locales cerrados, ya sean clientes o trabajadores, deberán presentar una prueba de que están vacunados, ya sea la tarjeta de vacunación o las aplicaciones que para este fin han desarrollado la ciudad y el estado de Nueva York. \

Este requisito no será necesario para comer o hacer actividades al aire libre.

"Esto es crucial porque sabemos que fomentará muchas más vacunas", dijo De Blasio. "Si vamos a detener la variante delta, ahora es el momento".

Vacunación
Vacunación
| Credit: Federico Rotter/NurPhoto via Getty Images

Ls autoridades de Nueva York, primera gran ciudad en Estados Unidos en adoptar un requisito de vacunación para ciertas actividades en lugares cerrados, no permitirán presentar una prueba negativa de coronavirus en lugar de la tarjeta de vacunación.

"Tenemos que hacer algo diferente si queremos tener un impacto", dijo De Blasio, quien reiteró la necesidad de alcanzar un mayor nivel de vacunación.

"Este es un lugar maravilloso", indicó. "Si no estás vacunado, por desgracia, no podrás participar en muchas cosas y ese es el punto que estamos tratando de transmitir".

Por su parte, el concejal de la ciudad de Nueva York, Mark Levine, dijo en la misma sesión informativa de esta mañana que millones de neoyorquinos siguen siendo vulnerables a la variante delta.

"A pesar de nuestro enorme progreso en la vacunación, alrededor del 45% de los residentes de la ciudad de Nueva York aún no están completamente vacunados y eso es suficiente para que este virus se propague", sostuvo.