La policía busca  a los responsables de los disparos que hirieron de gravedad a una niña de 7 años que pedía dulces la noche de Halloween por las calles de Chicago.

By Isis Sauceda / L.A.
November 01, 2019 05:14 PM

La fiesta de Halloween se convirtió en una noche de terror para una familia de Chicago luego de que una niña de 7 años fuera baleada cuando estaba pidiendo dulces de casa en casa.

La pequeña vestida de abejorro fue alcanzada por una bala a la altura del cuello y hasta la mañana del viernes se encontraba en condición crítica.

"Obviamente la niña no era el blanco. Pensamos que dos pandillas estaban teniendo una discusión y uno de ellos disparó a los otros", explicó a los medios el superintendente de la policía de Chicago, Eddie Johnson. "Ella simplemente estaba en el lugar equivocado a la hora equivocada".

Johnson, quien calificó el incidente de "condenable", comentó que aparentemente al hombre a quien iba dirigido el balazo recibió un impacto en la mano.

"Los involucrados no merecen estar en nuestra ciudad", dijo el superintendente durante la conferencia de prensa. "Estoy asqueado, pero comprometido para hacer todo lo posible por encontrar a los cobardes que se involucrarían en una pelea con pistolas durante tempranas horas de la noche mientras los niños están pidiendo dulces".

John J. Kim/Chicago Tribune/Tribune News Service via Getty Images

De acuerdo a una testigo que se encontraba trabajando cerca del incidente, tras escucharse unos disparos, el padre de la pequeña gritaba desesperado que su hija había resultado herida.

"Todos estábamos en shock", dijo a los medios locales Lali Lara, quien acogió a la niña y su familia dentro de la tienda de teléfonos en que trabaja. "Estaba llamando su nombre para que no cerrara los ojos, me estaba mirando y estaba llamando su nombre. Me sostuvo la mano por tres minutos y después me soltó. Tengo hijos, yo enloquecería si algo así le pasara a mis hijos".

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Según reportes, la policía ha podido detener a un joven que estaría siendo interrogado para establecer su supuesta implicación en el tiroteo. Mientras, se sigue trabajando para identificar a otros individuos que podrían estar involucrados.

"Los detectives han estado trabajando durante la noche, siguiendo pistas y consiguiendo cada pedazo de vídeo disponible [en la calle del incidente]", aseguró Johnson. "No hay lugar donde esconderse para los delincuentes, cuando todos los ojos los están buscando".

Advertisement