La crisis social por la que atraviesan las familias de migrantes en Estados Unidos se vuelve cada día más cruda; particularmente, ahora que se dieron a conocer la condiciones en las que viven los niños tras ser separados de sus padres. Sin embargo, muchos se pregunta si vale la pena este tipo sacrificio.  

By Carolina Amézquita Pino
June 20, 2018 03:13 PM

La crisis social por la que atraviesan las familias de migrantes en Estados Unidos se vuelve cada día más cruda; particularmente, ahora que se dieron a conocer la condiciones en las que viven los niños tras ser separados de sus padres. Sin embargo, muchos se preguntan si vale la pena este tipo de sacrificio.

Aunque pueda parecer contradictorio, algunas personas prefieren separarse de sus vástagos, justamente, pensando en su beneficio; ya que están convencidos de con el tiempo podrán reunirse de nuevo y en mejores circunstancias económicas.

“Estoy dispuesta a sacrificarme porque sé que un día los voy a volver a ver [a sus hijos]”, mencionó María, una inmigrante salvadoreña, a Univisión.

De acuerdo con la cadena de noticias estadounidense CNN, la American Civil Liberties Union y otras organizaciones de defensa advierten que han documentado casos de padres que perdieron a sus hijos y han que solicitado asilo en los puertos de entrada.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Según reporta el diario español El País, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de Estados Unidos ha informado que desde la autorización del Fiscal General de esta nación, Jeff Sessions, anunciara la política de medidas contra inmigrantes, desde el pasado mayo y hasta el 15 de junio, se ha apartado alrededor de dos mil niños de sus padres.

“Lo que estamos haciendo como país está causando un daño enorme a estos niños y sus padres, cuando es totalmente innecesario mientras están esperando por su audiencia para obtener asilo”, mencionó Jeff Merkley, senador demócrata por Oregón, a dicho periódico.

Por su parte, change.org se ha unido a otras campañas en pro de los inmigrantes y ha lanzado una petición para evitar esta desintegración familiar que se está extendiendo rápidamente a nivel internacional.

Advertisement