Un total de 18 niños inmigrantes bajo custodia en Nueva York han sido sometidos a pruebas de coronavirus. Hasta el momento, 11 han dado negativo, cuatro esperan resultados y tres han dado positivo .

Por Isis Sauceda
Marzo 27, 2020
Anuncio

El creciente número de casos de personas con coronavirus en la ciudad de Nueva York tiene a las autoridades trabajando contra reloj.

A pesar de los consejos de distanciarse socialmente y adoptar medidas sanitarias como lavarse las manos por parte de las autoridades, la propagación del virus no se ha podido contener y ha llegado hasta el centro de detención de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados, una unidad dentro del Departamento de Salud y Servicios Humanos, donde tres menores de edad dieron positivo al virus.

De acuerdo a las autoridades, la oficina encargada de alojar a los niños inmigrantes está evaluando la condición de los menores y no los liberará de sus instituciones de cuidado de la ciudad.

“[El equipo médico] está trabajando con los programas en Nueva York y el departamento de salud local para reunir información y determinar el próximo paso”, explicó la agencia a través de un comunicado, según el diario USA Today.

Eric Gay/AP/REX/Shutterstock

Los tres niños, cuyas edades, identidades y nacionalidades no fueron dadas a conocer, permanecían en el país sin ningún acompañante adulto y son los primeros casos bajo custodia gubernamental en dar positivo al virus desde que inició el brote.

La agencia funge como refugio mientras encuentra un posible patrocinador donde colocar a los niños permanentemente, ya sea con algún familiar o personas calificadas que procuren su bienestar. Actualmente hay más de 3,500 niños bajo custodia de la agencia. Por el momento, 18 niños han sido sometidos a la prueba de coronavirus; 11 dieron negativo y cuatro están a la espera de sus resultados, según el sitio BuzzfeedNews.

“[La agencia] esta dando prioridad a la colocación local de todos las nuevos referidos [menores de edad] por parte del DHS [Departamento de Seguridad Nacional] para limitar los viajes aéreos cuando es posible”, dice el comunicado.

Los tres niños se suman a los más de 80,000 casos confirmados de coronavirus en Estados Unidos. Más de 1,000 personas han muerto debido al virus desde que se detectó el primer caso en el país.