La pobre criatura no sabía que su peligroso juego terminaría quitándole la vida a su papá, que dormía plácidamente.

Por Celeste Rodas de Juárez
Septiembre 27, 2017
Anuncio

Un pequeñito de solo 2 años mató accidentalmente de un disparo a su padre en St. Louis, Missouri, cuando jugaba con una pistola que estaba cargada.

Según el diario St. Louis Post-Dispatch, el sábado por la tarde la policía respondió a una llamada para que acudiera a una casa al norte de la ciudad luego de que se hubiera escuchado una especie de tiroteo.

A su llegada al lugar encontraron a un individuo de 27 años llamado Darrion Noble, quien sangraba profusamente de una herida de bala en el cuello. Sin poder hacer nada por salvarle la vida, se certificó su muerte.

Los agentes posteriormente averiguaron que el disparo mortal había sido producto de un accidente. Su hijo más pequeño estaba en la cama jugando con un revólver calibre .38 cargado cuando apretó el gatillo, alcanzando a su padre mientras dormía.

En la casa se encontraban otros tres menores, una niña de 13 años y las hijas de Noble, de 10 y 5 años. Su esposa no estaba en casa en ese momento.

Fueron las niñas quienes salieron corriendo a la casa del vecino para pedir ayuda. Fue este quien llamó al servicio de emergencias 911.

Las autoridades declararon que la muerte del joven padre de familia había sido accidental.

En Estados Unidos murieron 13,286 personas por armas de fuego y más del doble de esa cifra resultaron heridas en 2016.