Zymere Perkins, de 6 años, murió tras recibir una brutal golpiza de su padrastro. La madre del niño confiesa que durante años Zymere fue abusado físicamente

Por Lena Hansen
diciembre 11, 2019
Anuncio

La madre de Zymere Perkins, un niño de 6 años que murió en Nueva York tras ser víctima de abuso, contó su historia. Según las autoridades, el pequeño murió por una brutal paliza que le dio su padrastro en el 2016. La propia madre, Geraldine Perkins, de 29 años, admitió en corte el martes que ella azotó múltiples veces al niño con un cinturón.

Llorosa, la madre contó que ella usaba un cinturón para pegarle al niño con tal de no herirse ella las manos ya que padece lupus, reportó New York Daily News. Geraldine testificó en contra de su novio, Rysheim Smith, quien enfrenta cargos de asesinato por la muerte del niño, reportó NBC 4. La madre confesó ser culpable de homicidio involuntario en segundo grado por la muerte de su hijo. El médico forense reveló que el niño murió producto de abuso infantil.

Según documentos oficiales obtenidos por NBC 4, Zymere murió tras ser golpeado por su padrastro con un palo de escoba y luego fue dejado colgando de una puerta, sostenido por su camiseta.

La Administración de Servicios de Niños y Familias de Nueva York había investigado el hogar disfuncional del niño desde el 2010, cuando recibieron una queja de que la madre y su novio supuestamente usaban drogas y que castigaban al niño golpeándolo. Geraldine testificó en corte que tuvo que mudarse de la casa de su propia abuela porque la anciana la botó al ver que ella le pegaba al niño. Entonces la madre soltera tuvo que vivir en varios albergues para desamparados con el niño. “Era difícil. Yo no sabía como criarlo. Yo no sabía lo que hacía”, admitió ella.

La madre dijo que se prostituyó por un tiempo para poder alimentar a su hijo, y contó que conoció a Smith en el edificio donde vivía y que el hombre parecía buena persona. Según ella, “él era maravilloso. Era como una figura paterna para mi hijo”. Geraldine recordó como Smith le compraba juguetes al niño y le leía la biblia.

La maestra de preescolar de Zymere, Josefina Gutiérrez, testificó que dejó de darle quejas del mal comportamiento del niño en la escuela a la madre y al padrastro porque temía que lo golpearían, ya que a veces iba a la escuela con moretones.

Si usted sospecha que alguien que conoce es víctima de abuso infantil, por favor reportélo llamando a la Línea Nacional de Prevención de Abuso Infantil al 1-800-422-4453 o visitando http://www.childhelp.org. Todas las llamadas son gratuitas y confidenciales y se hablan más de 170 idiomas.