Wrangler Hendrix, un niño de Texas de tan solo 8 años, falleció tras quedar atrapado entre una lavadora y una secadora mientras jugaba al escondite en casa de unos parientes.
Anuncio
Wrangler Hendrix
Wrangler Hendrix
| Credit: OBITUARY

Wrangler Hendrix, un niño de Texas de tan solo 8 años, falleció tras quedar atrapado entre una lavadora y una secadora mientras jugaba al escondite el pasado viernes.

El capitán de la oficina del alguacil del condado de Thomas, Tim Watkins, contó a People que Hendrix estaba de visita con sus abuelos en la casa de un pariente en Coolidge, Georgia, aprovechando unos días de vacaciones.

Fue la familia del niño la que lo descubrió "atrapado entre una lavadora y una secadora". De inmediato comenzaron a reanimarlo, pero como "no respondía" llamaron a las autoridades.

"El niño fue trasladado al Hospital Archbold Memorial en Thomasville, Georgia, donde continuaron los intentos de reanimación", dijo el capitán Watkins.

Wrangler Hendrix
Wrangler Hendrix
| Credit: OBITUARY

Lamentablemente, después de aproximadamente una hora de intentos de reanimación, el niño fue declarado muerto.

"La oficina del alguacil del condado de Thomas quisiera expresar nuestro más sentido pésame a la familia de Wrangler", comunicó el capitán Watkins.

Por el momento las autoridades creen que el niño estaba tratando de esconderse detrás de los electrodomésticos cuando se quedó atascado y que falleció por asfixia posicional, pero la causa de muerte precisa se sabrá cuando se tengan los resultados de la autopsia.

Los servicios funerarios para Wrangler, uno niño que cursaba su segundo grado y que fue descrito por quienes lo conocían como "educado" y "amoroso", se llevarán a cabo el próximo 21 de junio.