July 12, 2018 06:19 PM

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Un niño que fue dejado en la casa de un amigo para quedarse a dormir o hacer un llamado sleepover cerca de Wilmington, Delaware, encontró muerta a una famila entera, informa People.

People reseña que el Washington Post reporta que el niño descubrió los cadáveres de Matthew Edwards, de 42 años, y su esposa, Julie Edwards, de 41 años, junto a los hijos de la pareja, cuyas edades son 6, 4 y 3 añitos. Los niños recibieron heridas fatales.

Ante el macabro hallazgo, la policía se personó a la residencia. A su llegada a la escena del crimen los oficiales determinaron que la herida de bala de Matthew Edwards fue autoinfligida, realizada por él mismo. People confirmó que el caso está siendo tratado como un asesinato y suicidio.

GoFundMe

People reseña que un vecino le dijo a CBS News que Matthew y Julie parecían como una pareja típica que recientemente tuvo ciertos problemas en su relación. “El parecía como un hombre promedio”, expresó Wilfredo Rivera, a CBS. “El podía salir afuera [de la casa] con los niños y jugaba… pero él me dijo que estaba teniendo problemas maritales”, dijo.

La información indica que Matthew recientemente se había mudado de la casa y relocalizado a Carolina del Norte, donde había encontrado un trabajo.

People reporta que el niño mayor de la pareja, de 6 años, padecía del Síndrome Williams, un desorden del desarrollo. Entonces, Julie, la madre del menor, se involucra con la Williams Syndrome Association, como directora regional de la asociación. Incluso, había cordinado una conferencia en Baltimore esta semana. Sin embargo, la policía indicó que no llegaron a la onferencia. Matthew disparó y mató a toda la familia.

You May Like

EDIT POST