El menor se salvó milagrosamente del ataque ocurrido en Florida donde murieron dos familiares y una mujer resultó gravemente herida. Aquí el reporte.

Por Mayra Mangal
Julio 31, 2020
Anuncio

Un niñito de solo 10 años se salvó milagrosamente de morir al esconderse en el interior de un armario luego de que sujetos se adentraran en su vivienda en Tampa, Florida, para hurtar y a su paso le arrebataran la vida de manera salvaje y a golpes de bat a dos integrantes de la familia, dejando además a una mujer gravemente herida.

Los hechos ocurrieron este jueves en la vivienda ubicada en el bloque número 2900 de Sunbittern Court, en el barrio de Lake Crescent Reserve.

Según la policía de Windmere, ese noche se recibió una llamada de urgencia alertando sobre un hurto que se estaba llevando a cabo en el interior de la vivienda. Quien llamaba era un niño y el despachador le dio instrucciones de que se escondiera en el armario hasta que llegara la ayuda.

Cuando la policía llegó encontraron a un sujeto en el interior de uno de los baños de la casa. Este fue identificado como Ezekiel Hopkins, de 34 años. Una investigación preliminar determinó que hacia las 11:00 p.m. el hombre había intentado robar un auto y que fue descubierto por sus dueños, John y Lisa Savey, ambos de 61 años, quienes lo confrontaron.

Entonces el hombre atacó con un bat al marido de la mujer y lo masacró a golpes. Luego procedió a atacarla a ella en el interior de la vivienda. Ahí mismo se encontraba James Savey, de 30 años, hijo de la pareja, quien también sufrió el embate a golpes de Hopkins. Padre e hijo murieron en el lugar de los hechos; la mujer sobrevivió al ataque pero sufrió heridas graves.

Según la policía, el sospechoso se adentró a la comunidad residencial donde recibían sus víctimas y quiso robarles el auto:

Google Maps

Ezekiel Hopkins, de 34 años, fue detenido y llevado al hospital luego de que al parecer bebiera cloro mientras estaba sitiado por la policía:

Ezekiel Emanuel Hopkins
Orange County

El sospechoso fue sitiado y desde el exterior del baño la policía negoció con él para que se rindiera. Cuando finalmente salió aparecía intoxicado y aturdido, pues al parece había bebido cloro, por lo cual fue llevado al hospital en condición de detenido.

"En el video que vimos de aquí de la entrada [se puede ver que] él entró por el camino a alta velocidad, dio vuelta en su entrada y empujó la verja, apagó sus luces", explicó el jefe de la policía David Ogden a la cadena WFTV-9, una filial de la cadena ABC, en Florida.

El sospechoso enfrenta dos cargos de homicidio y uno por asalto agravado.