Johan Rugeles fue asesinado por su madre y su hermano mayor. El niño fue testigo de un terrible secreto en la familia y pagó con su muerte.

By Lena Hansen
November 01, 2018 08:29 PM

Johan Sebastián Rugeles fue asesinado por las personas que debían protegerlo. El niño colombiano de 7 años murió a manos de su propia madre y hermano mayor. El pequeño fue asfixiado para que no contara un oscuro secreto de familia.

El pequeño —uno de cuatro hermanos— vivía entre las casas de su padre, Orlando Rugeles, y su madre María Eugenia García, quienes llevaban años separados. El 19 de agosto del 2014 la madre dijo que había llevado al niño a la escuela, pero cuando el padre fue a recogerlo, le informaron que no estaba. El pequeño fue reportado como desaparecido. La policía lo buscó sin suerte. Su madre, con la ayuda de un sobrino, encontró el cadaver de Johan en un lote vacío bajo un árbol.

Wilmer Rugeles, su hermano mayor, habló lloroso ante la prensa sobre la muerte de Johan. “Tenía un cordón amarrado al cuello, lo torturaron“, dijo entonces. La policía continuó investigando ya que les pareció raro que la madre hubiese encontrado con tanta precisión el cadaver. Un video de una cámara de seguridad mostraba que la madre no llevó al niño a la escuela el día que desapareció.

Getty Images

 

Cuando arrestaron a la madre y ella confesó haber cometido el crimen, el padre de Johan se suicidó. Antes de quitarse la vida, el padre le confesó a su hermana (la tía del niño) un oscuro secreto de familia. Wilmer, su hijo mayor, había violado a una de sus hijas pequeñas y Johan había sido testigo. El niño le contó a su madre el abuso que presenció y Wilmer fue a la cárcel por la violación de su hermana. Tras cumplir su condena, planeó su venganza contra su hermano Johan, con la ayuda de su madre.

María Eugenia admitió que cometió el asesinato con la ayuda de Wilmer. Ambos están en la cárcel y fueron condenados a 35 años en prisión.

Advertisement


EDIT POST