Aquí los detalles de esta terrible tragedia, de la que la mamá del pequeño fue testigo.

Por Nuria Domenech
Julio 17, 2021
Anuncio

Un niño de tan solo tres añitos falleció en Florida cuando su secuestrador se estampó contra un árbol en el automóvil en el que huía: "Merecía haber vivido una vida plena y hermosa", se lamentó James Oizan-Chapon´s, tía del pequeño.

Según reportó al medio WPLG_TV el departamento de policía de Plantation, Ryan Yates se llevó al hijo de su novia, Yasmin Cid, después de una pelea en su auto. Arrancó a toda velocidad y, a sus 25 años, perdió el control del carro que manejaba y chocó contra un árbol. Tanto él como el pequeño, James Oizan-Chapon, perdieron la vida en el accidente y el automóvil terminó envuelto en llamas.

María Cid, abuela de James, habló con WPLG-TV  y reveló que su hija, Yasmin, había estado discutiendo con Yates hacia las tres y media de la madrugada cuando él decidió marcharse con el niño. Ella trató de detenerle, pero ya era demasiado tarde.

James Oizan-Chapon
Credit: GoFundMe James Oizan-Chapon

Elizabeth Velasco, testigo del accidente, dijo al mismo medio arriba mencionado cómo sucedieron los hechos: "Escuche como dos explosiones enormes, boom, boom, justo después del choque, y los gritos de una mujer que llamaba a su hijo. Gritaba: '¡mi bebé!, ¡mi bebé!'. Comencé a llorar al escucharla porque me sentí totalmente indefensa", confesó todavía impresionada al recordarlo.

"Mi sobrino James era divertido, no tenía miedo a nada. Saltaba por todos lados", rememoró Tiffany Velasquez para NBC Miami.  "Amaba los nuggets de pollo". También añadió: "Qué gran desgracia, no merecía algo así. Merecía haber vivido una vida  plena y hermosa. Esto es muy duro, muy duro". Reconoció que había sido "el peor día de mi vida. No hay nada o nadie que pueda prepararte para esto". Descanse en paz.

Velasquez creó una página en GoFundMe para solicitar donaciones para el funeral del pequeño James.