February 02, 2017 01:17 PM

De muy pequeña, Sahana Khatun comenzó a desarrollar unas extrañas verrugas en la espalda, que poco a poco, se fueron extendiendo a otras partes de su cuerpo. Ahora se teme que padezca el llamado síndrome del hombre árbol.

La niña de 10 años, que es muy pobre y huérfana de madre, vive con su padre en Bangladesh y ha tenido muchas dificultades para recibir tratamiento debido a su situación económica. Pero al extenderse las verrugas al rostro de la menor, su padre la llevó al al hospital del Colegio Médico de su ciudad, Dacca, según CNN.

“Tiene verrugas que parecen la corteza de un árbol en el mentón, la nariz y las orejas”, explicó a la cadena estadounidense la jefa de cirugía del centro médico,  Samantha Lai Sen. “No sabemos si se trata, en un 100 por ciento del síndrome del hombre-árbol, pero definitivamente es un tipo de epidermodisplasia verruciforme, una enfermedad que causa un trastorno muy extraño de la piel”.

Este padecimiento hereditario lo genera un defecto en el sistema inmunológico que hace a las personas más susceptibles al virus del papiloma humano.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Uno de los casos similares más famosos es el de Abu Bajandar, de 27 años, quien también vive en Dacca y es uno de menos de 12 casos documentados de este trastorno en el mundo.

El hombre acaparó titulares cuando este enero se sometió a una cirugía para que le retiraran 11 libras de verrugas y protuberancias que le crecieron en manos y pies.

“Nunca pensé que volvería a sostener a mi hijo en mis manos”, dijo el hombre tras la operación al diario británico The Guardian. “Ahora me siento mucho mejor. Puedo colocar a mi hija en mis piernas y jugar con ella. No puedo esperar a regresar a casa”.

El hombre todavía debe someterse a varias cirugías en su manos.

 

 

Tal Vez Te Guste

EDIT POST