Una niña ha quedado en muerte cerebral después de que a su madre se le escapase un tiro por accidente.
Anuncio
Arma de fuego
Arma de fuego
| Credit: Getty Images

Una niña de tan solo 2 años ha quedado en muerte cerebral después de que a su madre se le escapase un tiro y la bala impactara en la cabeza de la menor. Los terribles hechos ocurrieron en Colón, provincia de Buenos Aires, Argentina

En un primer momento los padres de la niña, de 19 y 22 años, ofrecieron declaraciones muy confusas a las autoridades, asegurando que la pequeña se había disparado a sí misma por accidente. Sin embargo, las declaraciones no convencieron a las autoridades, que siguieron investigando lo ocurrido, según confirma en diario argentino El Día.

Tras escuchar a los padres, la policía decidió practicar la técnica dermotest a los progenitores para determinar si había residuos de los disparos de arma en las manos, los dedos y el antebrazo.

Los agentes encontraron restos de metales en las manos de la madre, los cuales estaban relacionados con el disparo de un arma de fuego.

Las autoridades detuvieron de inmediato a la madre de la menor, aunque horas más tarde fue puesta en libertad al confesar lo realmente ocurrido. La madre explicó que fue un accidente y no tuvo intenciones en ningún momento de herir a su hija.

"Nunca agarre un arma en mi vida, la tomé por curiosidad e imprudencia, salió el disparo y le dio a la nena que estaba a mi lado", declaró la madre.

La niña fue atendida en el Hospital Eduardo Morgan de la capital y luego fue trasladada a otro centro de salud de la zona por la complejidad del cuadro. Su estado es muy grave y no se espera que sobreviva.