Una niña de 10 años murió al caer de un aparato en una feria de atracciones en Nueva Jersey. Los detalles del caso.

Por Lena Hansen
Octubre 14, 2019
Anuncio

Lo que comenzó como un divertido día en una feria de atracciones, terminó en tragedia y la muerte de una niña de 10 años en Nueva Jersey.

La pequeña cayó era sábado de un aparato en la feria del Deerfield Township Harvest Festival, informó la policía de Nueva Jersey en un comunicado. La víctima salió disparada de un aparato llamado Extreme y sufrió graves heridas por la caída, añadió el comunicado.

La niña fue llevada en helicóptero de emergencia a Cooper University Hospital, donde se certificó su muerte a las 7:20 p.m., alrededor de una hora después del incidente. Aún no se ha revelado la identidad de la menor. La causa del accidente aún está bajo investigación, según las autoridades. El aparato da vueltas a alta velocidad en un círculo horizontal, añadió el documento policial.

Tras la muerte de la menor, el festival Deerfield Township Harvest compartió un mensaje en su página web en que anunciaba que había cancelado todos sus eventos el domingo, el día después de la tragedia. Sin embargo, confirmaron que seguirían abiertos y que todo continuaría como estaba planeado después de ese día.

“Nos hemos enterado por medio de la policía que la joven persona envuelta en el accidente ha fallecido debido a sus heridas, y nuestros pensamientos y oraciones están con su familia”, decía el mensaje de la feria. “El festival estará abierto hoy para proveerle a la comunidad un lugar donde reunirse después de esta tragedia”.

En Facebook, Skelly's Amusements, la compañía que opera los aparatos de esta feria, agradeció a los paramédicos, a la policía de Nueva Jersey, al departamento del alguacil del condado de Cumberland y a los voluntarios que ayudaron después del devastador incidente.

“Nuestros corazones están rotos”, expresó la compañía. “No hay palabras para expresar lo que sentimos y le ofrecemos nuestro más sentido pésame a la familia y sus seres queridos. Pedimos que los mantengan en sus pensamientos”.

Skelly's Amusements también confirmó en ese mensaje que obtuvieron permiso de seguir operando todo el resto de los aparatos en la feria donde murió la niña. Que en paz descanse.