Adhara Pérez es una niña mexicana de 8 años sorprende con su extraordinario IQ, que aseguran es más alto que el de Albert Einstein. Conoce su historia.

By Lena Hansen
November 15, 2019 09:07 PM

En la escuela algunos compañeros de clase la tachaban de “rara” y se burlaban de ella, pero si algo tiene de raro Adhara Pérez es que la niña mexicana de 8 años es una genio. La extraordinaria pequeña tiene un IQ (o un coeficiente intelectual) de 162, un poco más elevado que el de genios como Albert Einstein o Stephen Hawking, quienes tenían un IQ de 160, según reportes.

El diario Yucatan Times reporta que cuando Adhara tenía 3 años, la niña fue diagnostica con el síndrome de Asperger, una condición dentro del espectro del autismo que puede causar dificultades en la interacción social. La niña le contó al diario que se burlaban de ella en la escuela y que fue víctima de bullying ya que algunos niños la insultaban, llamándola “rara” o “extraña”.

Su madre Nallely Sánchez reveló al diario que vio como algunos niños la encerraron en una casita de juguete y comenzaron a decirle nombretes. Esto le causó a la niña una severa depresión, asegura la madre, y Adhara ya no quería ir a la escuela. Los profesores le contaban que la niña se quedaba dormida en el salón de clases y no mostraba interés en las lecciones.

Fue entonces que la madre la llevó a terapia y ahí fue cuando se dieron cuenta que Adhara tenía un IQ muy elevado. Tras cambiarla a un sistema educativo de acuerdo a sus cualidades, la niña comenzó a brillar en sus clases. Adhara terminó la escuela elemental a la edad de 5 años, la escuela intermedia a los 6 y la escuela secundaria a los 8 años, reportó Yucatan Times. Ahora supuestamente está tomando cursos por Internet para graduarse como ingeniera industrial. El sueño de la pequeña es ser astronauta y trabajar en la NASA.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

La niña ha escrito un libro contando sus vivencias y fue seleccionada por la revista Forbes como una de las 100 mujeres más poderosas de México. La niña está estudiando inglés para poder estudiar en la Universidad de Arizona, donde espera especializarse en astrofísica. ¡No parece haber límites para ella!

Advertisement