Jada Willingham, de 5 años, murió en la casa de su niñera en Atlanta tras recibir un disparo de otra niña que estaba jugando con una pistola. Los detalles de la tragedia

Por Lena Hansen
Diciembre 10, 2020
Anuncio

Una niña de 5 años resultó fatalmente herida en casa de su niñera en Georgia. Otra niña que había sido su amiga desde que eran bebés le disparó jugando con una pistola. Jada Willingham murió el viernes tras llegar a la guardería Children's Healthcare de Atlanta, reportaron los canales locales WXIA-TV y WAGA-TV. La niña recibió un disparo en la cara. La policía describe la tragedia como un accidente. Los detectives siguen investigando lo sucedido en casa de la niñera, que había cuidado a las pequeñas durante años.

La mujer de 68 años le dijo a la policía del condado DeKalb que Jada era una de cuatro niños que estaban bajo su supervisión cuando sucedió el tiroteo. Según reportes, los oficiales llegaron a la residencia sobre las 3:20 p.m., y encontraron a la niñera arrodillada al lado de Jada, usando un paño para tratar de parar el sangrado.

Credit: GOFUNDME

La niñera contó a las autoridades que las niñas estaban jugando juntas como siempre y aparentemente encontraron una pistola cargada en la habitación. La niñera escuchó el disparo cuando estaba en la cocina y escuchó llanto. Al correr a la habitación, encontró a Jada en el piso sangrando en el rostro.

Chad Brooks, de 36 años, el dueño de la pistola, enfrenta cargos de asesinato involuntario y crueldad infantil involuntaria por dejar el revolver desatendido y al alcance de los menores. Aún no se ha revelado la relación de Brooks con la niñera.  Una campaña de GoFundMe campaign ha sido creada para recaudar fondos y ayudar a la familia de Jada a pagar sus gastos fúnebres. Sus seres queridos la recuerdan como "una niña bella y amorosa" a quien le gustaba jugar con sus muñecas y pintar. Que en paz descanse.