Una niña guatemalteca de 7 años cruzó el desierto con su padre y tras ser detenida por la patrulla fronteriza en Nuevo México tuvo que ser llevada de emergencia al hospital, donde murió.

Por Lena Hansen
Diciembre 14, 2018
Anuncio

Una niña guatemalteca de 7 años murió tras cruzar el desierto con su padre y ser entregada a la patrulla fronteriza en Nuevo México, según reportes. Mientras estaba en el centro de detención para inmigrantes, la pequeña comenzó a convulcionar. Aunque fue llevada en helicóptero de emergencia a un hospital en El Paso, murió allí de un choque séptico, fiebre y deshidratación, según los médicos.

La pequeña, que fue puesta bajo custodia de la Patrulla Fronteriza (CBP), viajó con su padre y un grupo de otros 163 inmigrantes antes de entregarse a las autoridades tras cruzar el desierto.

Unas horas después de su arresto, la niña empezó a convulsionar. Según la agencia migratoria, la menor (identificada como Jackeline Caal) tenía una fiebre de 105.7 grados Fahrenheit, por lo que llamaron a primeros auxilios.

Un comunicado oficial detalla que la niña no había comido ni tomado agua por varios días. La pequeña sufrió un paro cardíaco y murió menos de 24 horas tras llegar al hospital.

El padre de la niña está en El Paso esperando reunirse con el Consulado de Guatemala. La agencia migratoria está investigando el caso para ver si se tomaron las medidas correctas para atender la salud de la menor.

“Nuestras sinceras condolencias para la familia de la niña”, dijo Andrew Meehan, vocero de CBP, en un comunicado enviado al diario Washington Post. “Los agentes fronterizos tomaron cada paso posible para salvar la vida de la menor bajo las circunstancias más difíciles”. Aún se esperan los resultados de la autopsia de la pequeña. Que en paz descanse.