LIVE

Andrea Sánchez pudo salir con vida de la tragedia en la que perdieron la vida sus padres y su hermana. Esto es lo que las autoridades creen que pasó.

Por Isis Sauceda/Los Angeles
Marzo 16, 2021
Anuncio

Las autoridades de Arizona confirmaron que una pareja y su hija de 18 años fueron encontrados muertos en un incidente catalogado como un asesinato y suicidio. La hija menor de la familia, de 12 años, fue la única que pudo escapar y salvar la vida.

La policía de la ciudad de Mesa, Arizona, respondió el lunes a una llamada de emergencia del vecino de la familia en la que explicó que había encontrado a la niña de 12 años herida y ensangrentada.

Al llegar al lugar, las autoridades se encontraron con los cuerpos sin vida y rodeados de sangre de Rubén Sánchez, de 51 años; su exesposa Ana Guerra, de 49; y su hija Amy Sánchez, de 18. Los tres cuerpos mostraban heridas de bala. En la residencia, los agentes descubrieron un arma de fuego y grandes cantidades de munición.

La hija pequeña, Andrea, también había sido herida de bala, pero pudo escapar de la casa y pedir ayuda a los vecinos.

"La agarré. La metimos a nuestro porche, la sentamos porque estaba sangrando mucho, empezamos a ponerle presión [en la herida], tomé mi teléfono, los dos llamamos al 911 y luego escuchamos un balazo", explicó el vecino a la cadena local ABC15.

De acuerdo a la detective Brandi George, la niña corrió hacia la residencia de sus vecinos con heridas en el brazo, su muñeca y una contusión cerebral, reportó el sitio AZ Family.

"[Este] trágico incidente parece ser un caso de asesinato y suicidio", declaró George.

Amy Sanchez, Ana Guerra, Ruben Sanchez
Credit: GOFUNDME

Por el momento, las autoridades aún no identifican los motivos del incidente, ni quien de la familia disparó el arma.

Marco Sánchez, tío de Andrea, confirmó que la niña se encuentra estable y fuerte. "Está rodeada de buenos amigos y esperamos poder sacarla adelante", reportó el DailyMail.  

Sánchez dio a conocer que su sobrina fue sometida a una operación y que por el momento no recuerda lo sucedido. También reveló que su hermano había enfrentado un difícil proceso de divorcio el año pasado, pero que la familia jamás imaginó que desembocara en un acto violento.

La mejor amiga de Amy abrió un fondo de ayuda GoFundMe para recaudar donaciones para los funerales de la familia y los gastos médicos de Andrea.