Claudia Hernández confesó que le quería sacar los espíritus malos a su hija porque "solía despertar por las noches y gritar o llorar".
Anuncio
Claudia Hernandez (Eliisa Santos) y su hija Arely Naomi Proctor
Credit: YouTube

Claudia Hernández, una madre de 25 años residente en California, enfrenta graves cargos por la muerte de su hija de tres años que falleció asfixiada en el interior de una iglesia luego de ser sometida a un supuesto 'exorcismo'.

Los hechos ocurrieron en el interior de la Iglesia Evangelicas Apostoles y Profetas de San José, que opera en el cuarto trasero de una vivienda— según indican múltiples fuentes— para extraerle los malos espíritus a la niña Arely Naomi Proctor.

La acusada contó a la policía que su hija "solía despertar por las noches y gritar o llorar periódicamente", según revelan documentos de la corte obtenidos por KTVU-2, una filial de la cadena FOX.

El fallecimiento ocurrió en septiembre pasado y luego de una autopsia el forense del condado de Santa Clara determinó que su muerte había sido un homicidio por asfixia. En el terrible caso también participaron René Huezo —pastor de la iglesia y el abuelo de la víctima—, y un tío de la menor.

"Sujetaron a la niña por el cuello y la cintura para que vomitara porque pensaban que eso ayudaba a la niña a sacar al espíritu [malo]", se dijo por dicho medio. La menor fue sometida a dicha tortura por aproximadamente 12 horas hasta que finalmente sucumbió.

"Cuando la víctima falleció no le ofrecieron ayuda médica ni llamaron al 911", se afirma. "La madre fue arrestada y ahora enfrenta cargos de abuso infantil por asalto a un menor.

Claudia Hernández, madre de la víctima, quien usa el alias Melissa Santos en redes, publicó videos donde hablaba de su hija y de otros temas.

Claudia Hernandez (Eliisa Santos) y su hija Arely Naomi Proctor
Credit: YouTube
Claudia Hernandez (Eliisa Santos) y su hija Arely Naomi Proctor
Credit: YouTube

Tras el fallecimiento el abuelo de la menor aseguró al diario local Mercury News que le estaban practicando un exorcismo a la niña al momento de su fallecimiento. Sin embargo aseguró que su nieta no había fallecido por dicha causa.

"Si usted lee la Biblia verá que Jesús saca a los demonios y hace que la gente enferma se cure", exclamó Huezo. "No es cuando yo quiera hacerlo, es cuando Dios en su voluntad, quiera sanar a la persona. El predicador es como el instrumento de Dios y nosotros hacemos lo que Dios nos dice".

Se desconoce si hay cargos en contra del resto de los involucrados.