La hondureña Glenda Valdéz asegura que no sabía que su hija estaba en camino y se quedó espantada cuando vio la triste foto de su hija Emely Antonia en televisión. Aquí la increíble historia.

Anuncio

Una niña de ochos años, Emily Martínez, cruzó el río Grande para después entregarse a una patrulla de policía en la frontera.  Su madre, Glenda Valdéz, quien asegura que no tenía idea de que su pequeña estaba en camino, entró en shock al ver la imagen de su hijita en el noticiero de Univisión.

"No podía ni hablar, yo decía no más ¡Emily, Emily!…" relató entre lágrimas esta joven hondureña ante las cámaras de Univisión en Austin, Texas. "Yo decía, ¿qué hace allí? No logré escuchar nada de lo que decía la reportera, nada, nomás veía su foto de ella y se me partía el alma, el corazón…"

"La última vez que hablé con ella fue hace dos domingos,  yo hablé con ella, siempre le hablo los fines de semana, no me dijeron nada, nada, de lo normal que siempre hablaba con ella, estoy viendo, yendo a la escuela mamá, eso fue todo lo que me dijo, no me dijo voy ir para allá, nada…".

Glenda Valdez
Credit: Video Grab Univisión

Al parecer la niña viajaba con un hombre y se perdió por culpa de una tormenta, encontrándose solita de pronto. Su mamá reconoció que su hija estaba al cuidado de su papá:

"Yo hace seis años me vine para acá, para Estados Unidos, tenía dos niñas allá con mi mamá. Cuando yo me vine, él me quitó una, me quitó a ella, la más grande, entonces la más chica la dejó con mi mamá", reveló.

Después de ver el noticiero, Valdez llamó al canal de Univisión para saber cómo encontrar a su hija, porque no lograba contactar con sus familiares en Honduras: "Yo ni cuenta me daba, si no es por la noticias, yo no me daba cuenta. Podría estar tiempo ella detenida y yo ni iba a saber", explicó con el corazón roto.

Según informó Univisión, ya se iniciaron los trámites para la reunificación y, al parecer, no serán deportadas.