Policía de Mississippi se declara culpable de la muerte de su hija de 3 años, quien se sofocó en el interior de una patrulla mientras ella tenía sexo con su supervisor.

By Andrés Rubiano
March 19, 2019 06:58 PM

Cassie Barker, una expolicía del estado de Mississippi, podría enfrentar hasta 20 años de prisión luego de que su hija Cheyenne Hyer, de tan solo 3 años, perdiera la vida sofocada al ser dejada en el interior de una patrulla por horas mientras ella sostenía relaciones sexuales con su supervisor.

El pasado lunes 18 de marzo, la mujer, de 29 años, se declaró culpable de los cargos que se le imputaban, luego del incidente que le costó la vida a su hija en septiembre del 2016. Aunque al inicio de su juicio fue acusada de asesinato en segundo grado, sus cargos fueron cambiados a homicidio involuntario.

Según detalles sobre el caso revelados por la revista People en su sitio en línea, luego de que terminara su jornada laboral, la entonces oficial de policía de Long Beach se dirigió en compañía de su hija a la casa de Clark Ladner, su supervisor.

Barker dejó a la chiquilla en el interior de su patrulla con el aire acondicionado prendido, ya que la temperatura en ese momento promediaba los 100 grados. La mujer entró a la residencia de su supervisor sin notar que el sistema de aire del coche no estaba ventilando aire frío.

Cassie Barker y Cheyenne Hyer.
Cassie Barker/Facebook

Luego de que la exoficial tuviera relaciones sexuales con su jefe, se quedó dormida por varias horas y cuando regresó al auto encontró a su hija inconsciente. La pequeña habría llegado a un hospital cercano y, según se ha reportado, su temperatura corporal alcanzó los 107 grados.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Tras la aceptación de culpabilidad en la muerte de su hija, el juez a cargo del juicio deberá entregar la sentencia que le impondrán a la mujer el próximo 1 de abril. Los fiscales que trabajan en el caso han recomendado que se le imponga una pena de 20 años de cárcel.

Advertisement


EDIT POST