Mary Kay Letourneau, de 58 años, se encontraba ya en la etapa 4 de la enfermedad y su exesposo, Vili Fualaau, estuvo con ella hasta el final. Aquí los detalles.

Por Leonela Taveras
Julio 08, 2020
Anuncio

La ex profesora de primaria del estado de Washington que fue a la cárcel por abusar sexualmente de uno de sus estudiantes, y luego se casó con él, murió de cáncer.

Según informó People, Mary Kay Letourneau, de 58 años, se encontraba ya en la etapa 4 de esa enfermedad y falleció el lunes después de luchar por su vida durante varios meses.

De acuerdo con reportes de TMZ, la exmaestra tenía cáncer de colon. Su abogado, David H. Gehrke, reveló que Letourneau había estado delicada de salud durante su último mes de vida, y que su exesposo Vili Fualaau estuvo a su lado cuidándola.

Mary Kay Letourneau
Daren Fentiman/ZUMA Wire/Newscom

Fualaau y Letourneau tuvieron dos hijas antes de que él cumpliera 15 años. Ambos defendieron la relación que calificaron como de mutuo acuerdo, y se casaron en el 2005 después de que ella cumplió una pena de prisión de siete años tras ser encontrada culpable de violar a Fualaau. La pareja se divorció en el 2019, según el diario The New York Times.

Photo by Ron Wurzer/Getty Image

Una fuente cercana a Letourneau le dijo a People que su salud comenzó a deteriorarse dramáticamente en los últimos meses; perdió peso y estaba constantemente cansada. "Fue un final muy triste", apuntó.

"Mary y todos nosotros encontramos una gran fortaleza al reunir a nuestros familiares inmediatos y extensos para que se unieran a ella en esta ardua lucha. Hicimos todo lo posible para cuidar a Mary y a los demás mientras la manteníamos cerca y nos mantuvimos juntos”, dice una declaración de su familia revelada por la escritora Danielle Bacher en su cuenta de Twitter.

Letourneau era maestra en el distrito escolar de Highline, cerca de Seattle, donde enseñó a Fualaau en el segundo y luego sexto grado. Tenía 34 años cuando comenzó su relación sexual con el chico de entonces 12 años, según reportó el Times.

Tuvieron su primer hijo en 1997 cuando Letourneau esperaba ser sentenciada después de declararse culpable de violación infantil en segundo grado. Tras cumplir una pena reducida de tres meses y ser puesta en libertad, ella ignoró una orden de las autoridades de mantenerse alejada de Fualaau. Su desacato la llevó de nuevo a la cárcel, donde permaneció por siete años. La exmaestra a luz a su segunda hija en 1998, poco después de comenzar su segundo período carcelario.